Puso Eliade historia de las religiones como base del nuevo humanismo

El 22 de abril de 1986 dejó este mundo el novelista y filósofo rumano Mircea Eliade, políglota de sólida formación a quien se considera uno de los fundadores de la historia moderna de las religiones.

Estudiosos de su obra coinciden en que Eliade, quien dominaba el rumano, alemán, italiano, inglés, francés, hebreo, persa y sánscrito, supo develar en su obra vínculos de proximidad entre diversas culturas, religiones y momentos históricos.

De acuerdo con datos biográficos disponibles en diversos sitios electrónicos especializados en perfiles, Mircea Eliade nació en Bucarest, Rumania, el 9 de marzo de 1907, y fue hijo de un oficial del ejército rumano.

El sitio "libros.literaturalibre.com" destaca como desde pequeño Eliade mostró fuerte interés por las ciencias naturales, la zoología y la botánica, pero a los 16 años le llegó el llamado de la literatura, cuando escribió su primer libro autobiográfico "La novela del adolescente miope", que buscaba mostrar a los jóvenes de su edad, tal y como eran.

Tras concluir sus estudios de bachillerato en Bucarest ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras, donde cursó la carrera en Filosofía y entró en contacto con filósofo, matemático y periodista Nae Ionescu (1890-1940), quien fue de sus grandes influencias.

Cuentan que tiempo después se trasladó a la India, donde se dedicó a escribir pero a los tres años regresó a Rumania para realizar su servicio militar.

En la década de los 30 fue nombrado ayudante de la cátedra de Ionescu y publicó diversas obras que fueron recibidas con éxito entre los lectores, entre ellas destacan: "Isabel y las aguas del diablo" (1930), "Retorno del paraíso" (1934), "Los Huligans" (1935) y "Señorita Cristina" (1936).

Ello lo convirtió pronto en líder intelectual de la llamada "joven generación", a la que pertenecieron también Emil Cioran (1911-1995), el dramaturgo Eugène Ionesco (1909-1994) y el novelista Vintila Horia (1915-1992).

En el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fue prisionero en un campo de concentración, del que salió tiempo después para viajar como agregado cultural en Londres y Lisboa.

Al término del conflicto bélico, el escritor rumano se instaló en París, Francia, donde se desempeñó como catedrático de importantes universidades, sin embargo, las presiones del gobierno rumano lograron el retiro de su credencial como docente, lo que lo llevó a enfrentar diversas dificultades económicas.

En este periodo el escritor inició una serie de estudios de las religiones, los cuales plasmó en sus libros: "Tratado de Historia de las Religiones", "El mito del eterno retorno" y "El chamanismo".

Se dice que en 1956, Eliade se trasladó a Estados Unidos para fungir como académico de la Universidad de Chicago por un período de nueve meses que se convertiría en 30 años.

Con un sentimiento de nostalgia por regresar a su país natal, el destacado escritor Mircea Eliade murió sin lograrlo el 22 de abril de 1986, en Chicago, a los 79 años de edad.