El Papa aparta a un obispo de EUA que omitió reportar abusos sexuales

El Papa apartó hoy anticipadamente de su puesto al obispo estadunidense Robert Finn, pastor de Kansas City-Saint Joseph, condenado por haber ocultado los abusos sexuales de un sacerdote de su diócesis.

En un breve comunicado, la sala de prensa del Vaticano hizo saber que Francisco aceptó la renuncia anticipada del clérigo, según el artículo 402.2 del Código de Derecho Canónico, la ley fundamental de la Iglesia católica que considera las dimisiones por "causas de fuerza mayor".

En septiembre de 2012, Finn -de 62 años- fue condenado a dos años de cárcel que quedaron en suspenso y fueron conmutados en libertad vigilada por no haber informado a las autoridades civiles de fotografías de pornografía infantil que tenía en su poder el padre Shawn Rattigan.

En 2010 el obispo supo de una serie de fotografías halladas en la computadora del sacerdote y que mostraban a niños de una escuela de la diócesis, pero dejó pasar cinco meses antes de informar a la policía local.

Finalmente la diócesis reconoció el hallazgo y, una semana después, Rattigan fue detenido. Procesado judicialmente, fue condenado a 50 años de cárcel en una prisión federal.

Finn pidió perdón públicamente por no haber actuado con mayor celeridad en mayo de 2011, pero no evitó el procesamiento y se convirtió en el primer obispo en ser condenado por encubrimiento.

El Vaticano abrió una investigación en septiembre de 2014, que encomendó al arzobispo de Ottawa, Terrence Prendergast, y que finalmente llevó a su alejamiento definitivo del puesto.

Por otra parte, también este martes, el Papa Francisco aceptó la renuncia anticipada de José Trinidad González Rodríguez al puesto de obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, México.