Estado Islámico reivindica ataque a embajada de España en Libia

El grupo extremista Estado Islámico (EI) se adjudicó hoy el atentado explosivo de esta madrugada contra la embajada de España en esta capital, vacía desde el verano pasado, al igual que otras representaciones extranjeras por la violencia.

A través de varias de sus cuentas vinculadas en la red social de Twitter, el grupo extremista aseguró que el ataque fue perpetrado por sus yihadistas (combatientes islámicos), según reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

"Nuestros milicianos han atacado con 'varios artefactos explosivos' la legación diplomática española en Trípoli", destacó uno de los mensajes emitidos por el grupo extremista, que opera en Siria e Irak y tiene presencia en Libia.

La bomba estalló, poco después de las 01:00 horas locales (22:00 GMT del lunes) cerca de los muros de la representación diplomática, donde se encuentran sólo guardias de seguridad libios, ya que el personal abandonó hace meses el país ante la violencia e inseguridad.

España, como la mayoría de los países occidentales y árabes, representados en esta capital, tomaron la decisión de sacar a sus diplomáticos el verano pasado, luego de varias semanas de intensos combates entre grupos armados rivales, que se disputan el poder.

Issam Naas, portavoz de las autoridades libias del gobierno que es reconocido por la comunidad internacional, atribuyeron el atentado al Estado Islámico (EI), el grupo que en días pasados decapitó a decenas de cristianos en Libia.

"Los extremistas del EI han detonado una carga explosiva cerca de la Embajada española", aseguró Naas, tras asegurar que el atentando no provocó víctimas mortales, ni heridos, sólo daños a la estructura del edificio de la sede diplomática.

El ataque contra la legación diplomática española se suma a otros atentados similares que han sufrido en las últimas semanas varias embajadas extranjeras en Libia.

El 12 de abril pasado, al menos dos guardias de seguridad murieron y una tercera persona resultó herida en un atentado similar contra la embajada de Corea del Sur en esta capital, después de que un artefacto explosivo estalló frente a la legación de Marruecos sin causar víctimas.

Los ataques también fueron reinvindicados por el EI, que se ha apoderado de grandes zonas de Siria e Irak y ha ganado el apoyo de varios grupos yihadistas que operan en Medio Oriente y el norte de África.