Joel Montero, tenor mexicano que interpretó a Beethoven en Berlín

El tenor mexicano Joel Montero, se abre camino en los escenarios europeos y prueba de ello ha sido su presentación en la Filarmónica de Berlín (Berliner Philharmonie), donde interpretó la Novena Sinfonía, de Ludwig van Beethoven (1770-1827).

Actualmente, Montero radica en la ciudad suiza de Lucerna, "una ciudad que inspira por su belleza, su mentalidad y tranquilidad", dijo, aunque su ciudad favorita sigue siendo Chetumal, Quintana Roo, donde nació en julio de 1976.

En entrevista con Notimex realizada en la capital alemana, el tenor aseguró estar muy contento en Europa, sin embargo, "extraño mucho a México en todo su esplendor, creo que no hay país mas lindo y completo como México. Me gusta mucho ser mexicano en el extranjero".

Compartió que su sueño se ha hecho realidad, "tengo la fortuna de ejercerlo día a día, porque no hay un límite más que el que yo mismo me ponga".

Y así quedó demostrado durante su presentación en la Filarmónica de Berlín, al respecto, comentó que "los teatros alemanes tienen un sistema único en el mundo. En Alemania se ve la cultua todavía como una industria. La gente busca la cultura, la música, el arte y exige a su vez un nivel muy alto de calidad".

Este 2015, Joel Montero celebra 15 años de carrera en los escenarios de Europa central. "Esto tiene ungran significado, el mantener constante una carrera. Hay cantantes que vienen y se regresan, eso es fácil, quedarse es lo difícil".

La Filarmónica de Berlín lo invitó a interpretar como solista la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven, con más de 200 artistas en el escenario.

"Fue un gran éxito, con ovaciones de pie por mas de 14 minutos", recordó gustoso, al tiempo que explicó que fue invitado porque desde hace algunos años participa en el Festival Internacional de Música "MúsicaMallorca", cuyos directivos son alemanes.

En el festival que se realiza en el Teatro Principal de Palma de Mallorca, se presenta acompañado de la Orquesta Sinfónica de Berlín para ofrecer un concierto en la Berliner Philharmonie.

Joel Montero fue invitado a interpretar la Novena Sinfonía de Beethoven, una de las mas famosas en la música clásica internacional. "Mi participación más importante hasta ahora fue cantar el 'Otelo', de Giuseppe Verdi, un papel que, sin duda, es el sueño de muchos tenores".

Lo anterior tuvo lugar cuando estuvo contratado como solista, hace cuatro años, en el teatro alemán Staatstheater Darmstadt, en la ciudad de Darmstadt.

En ese período (2010-2014) "tuve la fortuna de contar con la confianza del director-gerente de dicho teatro y obtuve papeles importantísimos para un tenor", confesó.

Destacó su interpretación como "Hoffmann", de "Los Cuentos de Hoffmann"; "Don José", de la ópera "Carmen"; "Rodolfo", en "La Boheme"; "Ismaele", en la ópera Nabucco; "Edgardo", en Lucía di Lammermoor; "Don Álvaro", de "La Fuerza del Destino" y "Alfredo", en la Traviata.

El próximo 10 de mayo Montero viajará a Almaty, capital de Kasajstán, para cantar el "Don Jose", de "Carmen", bajo la batuta del maestro Alan Buribayev, a quien calificó de ser un director de orquesta de fama internacional.

El 15 de junio estará en Londres, donde tiene un contrato para todo el verano con la compañía de ópera HollandPark, para interpretar a "Avito", en la ópera "L'amore der tre Re", de Italo Montemezzi. Mientars que en octubre cantará nuevamente el "Don José" en el Teatro principal de Palma de Mallorca.

Probablemente realizará una gira por el estado de Quintana Roo, con un proyecto de música mexicana, mientras que en diciembre cantará en la Opera de la ciudad alemana de Augsburg.

Para Joel Montero, La clave del éxito es "no tenerle miedo a nada, ni a nadie. En Europa es muy común que en una producción exista gente de diferentes naciones, algunos tienen una experiencia increíble y son músicos de talla internacional, otros no tanto. Mi filosofía es la preparación y utilizar el sentido común".

Sotuvo que su voz se ha desarrollado al paso de los años, "comencé cantando personajes de tenor lírico ligero, con obras de Rossini, Mozart, Opereta... Ahora, y después de 15 años, cantó 'Verismo', el repertorio de Tenor Lirico-Spinto, con obras de Puccini, Verdi, Mascagni y Leoncavallo" etc.

Apuntó que el color de voz de los latinos es muy cálida, rica en armónicos y con mucha facilidad para lo romántico y pasional, "México me dio las bases y las oportunidades para experimentar la música y enamorarme de ella".

"Yo, como algunos otros mexicanos, hemos tenido fortuna de haber sido educados por un gran maestro y cantante, el Maestro Heiner Hopfner, quien falleció en 2014", recordó.

Sus comienzos fueron muy modestos en Chetumal, donde su pasión por la música empezó cuando era acólito con 7 años en el coro de la Parroquia del Perpetuo Socorro, que se presentaba en la misa los domingos.

Su primera clase de música fue aprender a tocar guitarra en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Chetumal, luego, Obtuvo una beca de la iglesia para aprender a tocar el órgano y fue miembro del Coro Instrumental del la escuela donde cursaba secundaria.

Viajó a la capital mexicana, "fueron años de constante búsqueda", mucho después llegó el éxito, que ahora confirma en los teatros operísticos de Europa.