Altos directivos reconocen beneficios de reformas estructurales

Del paquete de reformas estructurales, la energética fue la mejor recibida por los altos directivos en el país, pues abrió una posibilidad real de que la industria se beneficie con nuevas inversiones y desarrollo acelerado.

De acuerdo a la encuesta "Perspectivas de alta dirección en México 2015" elaborada por KPMG, 64 por ciento de los directivos consultados dio su aprobación a dicha reforma.

El socio líder nacional de Asesoría de KPMG en México, Víctor Esquivel, afirmó que para los directivos fue importante no sólo la aprobación de las leyes secundarias de esa reforma, sino que también se avanzó en las llamadas Rondas Cero y Uno.

Tales rondas representan en conjunto alrededor de 28 mil kilómetros cuadrados de exploración y requerirán de inversión anual de aproximadamente ocho mil 525 millones de dólares, abundó.

Esquivel destacó que otra reforma "bien recibida" fue la de Telecomunicaciones, con 58 por ciento de las preferencias entre los directivos.

Mencionó que los hombres de negocios consideran que ya se observan algunos resultados y que confían en que esos cambios ayudarán a dinamizar una industria complejas dominada por los jugadores.

Previó que si el cronograma oficial de la reforma energética avanza como está planteado, la primera adjudicación se otorgará el próximo mes y en septiembre de este año los contratos para aguas profundas.

Recordó que a Petróleos Mexicanos se le adjudicó una considerable superficie de exploración y explotación en la que se planea invertir 44 mil millones de dólares en un horizonte de cinco a 10 años.

El directivo de la empresa consultora detalló que según la encuesta, 51 por ciento de los directivos espera que la economía del país mejore durante este año, en tanto que 86 por ciento de la alta dirección en México confía en un crecimiento de uno a dos dígitos en sus organizaciones, que significaría dos puntos porcentuales más que el año pasado.

A su vez, agregó, 60 por ciento de los directivos opinó que México no caerá en una nueva recesión.