Investigación a ex director del FMI es un asunto particular: España

La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó hoy aquí que la investigación al exdirector gerente del FMI, Rodrigo Rato, es "un asunto particular" que además muestra que la ley es igual para todos.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Ministros, expuso que este tipo de investigaciones se dan "con independencia del momento y lugar, de elecciones o no, afecten a un político o a otro, o a una institución".

Con estas palabras la vicepresidenta y portavoz expresó la postura del gobierno español a la detención por unas horas de Rato la víspera, y el registro de sus oficinas, una vez que fue señalado de haber cometido presunto lavado de dinero, fraude y alzamiento de bienes.

La indagación, que realiza el Servicio Ejecutivo de Prevención y Blanqueo de Capitales, es consecuencia de las contradicciones entre la declaración fiscal de Rato de 2013 y lo que regularizó en una amnistía fiscal en 2012.

"Estamos ante un asunto particular, no ante hechos relacionados con el cargo (Rato dejó el gobierno español en 2004) en el ámbito público", aseveró Sáenz.

Aseguró que por esa misma razón se descarta que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, comparezca en el Congreso de los Diputados para informar de este caso, como lo pedían algunos partidos políticos opositores.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, fue categórico: "da igual la pertenencia a un partido político o no, da igual el relieve social, o el poder político o económico, todos somos iguales ante la Ley y eso lo tiene que cumplir un gobierno".

"No estoy aquí para sentimientos personales sino para aplicar la ley", manifestó Montoro sobre el caso de Rato, quien fue su jefe en algunos cargos públicos en los gobiernos de José María Aznar.

Sostuvo que la investigación a Rato no parte de la amnistía fiscal a la que se inscribió, sino que forma parte de una indagatoria más amplia.