ACNUDH teme nueva escalada de hostilidades en Ucrania

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) expresó su temor por una nueva escalada de las hostilidades en el sureste de Ucrania debido a recientes violaciones al alto al fuego.

"Tememos una nueva escalada de las hostilidades", dijo en rueda de prensa en Ginebra la portavoz del ACNUDH, Ravina Shamdasani.

"Estamos cada vez más preocupados de que la grave situación de derechos humanos en las zonas del este de Ucrania se deteriore aún más como resultado de las recientes violaciones del alto al fuego", agregó.

Señaló que el organismo ha recibido informes sobre la intensificación de los combates, en especial cerca del aeropuerto de Donetsk y del pueblo de Shyrokine, en la región de Donetsk, donde se usa armamento pesado, incluidos morteros, artillería y tanques en clara violación de las disposiciones del Acuerdo de Minsk.

Tan solo el lunes pasado, las fuerzas armadas de Ucrania informaron que seis soldados murieron y 12 resultaron heridos, mientras que las auto proclamadas repúblicas de Donetsk y Luhansk reportaron que cuatro de sus combatientes murieron y 17 resultaron heridos.

De acuerdo a cifras del ACNUDH, seis mil 116 personas, tanto militares y civiles, han muerto y 15 mil 474 han resultado heridos desde abril de 2014.

"Estas cifras son estimaciones, hasta el 14 de abril de 2015, y el número real de víctimas podría ser mucho mayor. Cientos de personas permanecen desaparecidas y cientos de cuerpos aún están pendientes de recuperación y/o identificación".

Además, los civiles siguen sufriendo gravemente como consecuencia del prolongado conflicto.

Hasta el momento, sólo en 2015, unos 400 civiles han muerto debido a los bombardeos indiscriminados de zonas residenciales y a las minas terrestres y municiones sin explotar, tanto en los territorios controlados por el gobierno y en los controlados por los grupos armados pro rusos.

Los asesinatos en Kiev del exparlamentario Oleh Kalashnikov y de dos periodistas Oles Buzyna y Serhiy Sukhobok también son preocupantes y deben dar lugar a una investigación pronta, independiente y creíble para esclarecer estos crímenes y garantizar la justicia y la rendición de cuentas para los responsables, agregó.

Para el ACNUDH, la protección de los civiles debe ser considerada como la máxima prioridad y aquellos que cometen violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, en cualquier parte del país y por cualquier lado del conflicto, debe rendir cuentas.

Por otra parte, el conflicto también sigue afectando gravemente a la vida cotidiana de la población, tanto en las zonas afectadas por los enfrentamientos y en el resto de Ucrania.

La proliferación de armas, la falta de oportunidades de empleo, el acceso limitado a la rehabilitación médica y psicológica, en particular para los más de 20 mil soldados desmovilizados, tienen un grave impacto en la población, consideró.

"Instamos a todas las partes a cumplir en todo momento con el derecho internacional humanitario y los derechos humanos internacional y respetar las disposiciones contenidas en el Acuerdo de Minsk", urgió la agencia de la ONU para derechos humanos.