Celebran mapuches su Año Nuevo para "rescatar" su identidad

La celebración en la capital chilena del We Tripantu (Nueva salida del sol), conocido como el Año Nuevo mapuche, es un acto de "rescate de la identidad" para ese pueblo originario, afirmó hoy el dirigente indígena Alihuén Antileo.

En diálogo con Notimex, Antileo dijo que la celebración que se realiza del 21 al 24 de junio es además "una consecuencia del desarrollo de las organizaciones del pueblo mapuche a partir de 1991 y en el año 1992", tras la recuperación de la democracia en Chile.

El también licenciado en Ciencias Jurídicas recordó que en aquella época había dos conmemoraciones en la Región Metropolitana y "las organizaciones no superaban cuatro o cinco y era restringido a espacios cerrados".

"Desde esa precariedad se comienza a construir identidad cultural mapuche en la ciudad. Sin esa organización de tejido social, no es posible sostener ningún proyecto cultural o político", declaró Antileo.

De acuerdo a estadísticas oficiales, de los 1.8 millones de indígenas que hay en Chile, según el Censo de 2012, 70 por ciento reside en las ciudades y 30 por ciento vive en las comunidades rurales del sur del país.

La celebración del We Tripantu es un "rescate de la identidad cultural mapuche", ya que "no ha sido fácil hacer entender que lo que se celebra del 21 al 24 de junio es precisamente eso, y no el San Juan, del santoral de la Iglesia católica", acotó Antileo.

Explicó que "por imposición de la cultura y religiosidad católica se asimila una festividad netamente mapuche, plena de simbolismo y conocimiento de la naturaleza y del universo, con la celebración de San Juan el 24 de junio y se da paso a un sincretismo".

"Este tipo de temas, así como el problema de mantener el idioma y la historia, la educación, no son solo un tema de las organizaciones mapuches, sino que requiere políticas públicas, de un esfuerzo institucional y presupuestario del Estado", advirtió.

El actual coordinador del área de Derechos Humanos de la Universidad ARCIS señaló que el tema forma parte del debate y eso se engarza también con una coyuntura electoral como la que vive Chile, de cara a los comicios generales de noviembre próximo.

"Se requiere modificar leyes y hasta la Constitución", enfatizó Antileo, al advertir que "no da igual quien está, tanto a nivel de municipios, de gobierno y a nivel central", pues hay que considerar "qué propuestas hay para modificar el sistema institucional".