Marco Rubio cree que elección será "una selección generacional"

El senador de origen cubano Marco Rubio anunció hoy de manera oficial su precandidatura a las primarias republicanas para la presidencia de Estados Unidos y dijo que la elección del 2016 será una "selección generacional".

"Mi candidatura podría parecer improbable para algunos mirando desde el exterior. En muchos países, el cargo más alto en la tierra está reservado para los ricos y poderosos", señaló Rubio en la Torre de la Libertad, un sitio emblemático para el exilio cubano.

"Pero yo vivo en un país excepcional donde incluso el hijo de un camarero y una criada pueden tener los mismos sueños y el mismo futuro como los que provienen de poder y privilegio", apuntó acompañado de su esposa y cuatro hijos.

En su discurso de 20 minutos, Rubio de 43 años, hizo énfasis en el contraste que él marca con la competencia demócrata y se describió como una voz fresca de una nueva generación de republicanos.

En alusión a la rival demócrata Hillary Clinton, quien la víspera anunció su precandidatura, Rubio dijo que la exprimera dama es "una líder de ayer".

En ese sentido dijo: "Mientras nuestro pueblo y la economía están en los límites del siglo 21, muchos de nuestros líderes y sus ideas están atrapados en el siglo 20" y agregó Estados Unidos no tendrá éxito por "volver a los líderes e ideas del pasado".

Rubio apoyó su discurso, evocando la experiencia de su familia, de su crianza como hijo nacido en Estados Unidos de inmigrantes cubanos, su padre un camarero, su madre una empleada de hotel, y que más tarde en la vida apreció el éxito que podría lograr en Estados Unidos.

"Ustedes van a poder lograr todas las cosas que nosotros no pudimos", dijo en sus únicas palabras en español al referirse a lo que le decía su padre.

Rubio dijo que rechazó el consejo de algunos de esperar, pues también se aguarda que su mentor el exgobernador Jeb Bush lance su candidatura.

"Creo que nuestra identidad como nación excepcional está en juego, y puedo hacer una diferencia como presidente", señaló.

Según analistas en muchos sentidos, la vía de Rubio a la nominación del partido republicano es similar a la del presidente Barack Obama de no ser un favorito hasta llegar a la Casa Blanca.

En las encuestas, Rubio aparece constantemente en la mitad de la tabla primaria republicana detrás de Bush, el gobernador Scott Walker y de opciones aún más conservadoras como el senador de Texas, Ted Cruz.

Rubio es el tercer republicano que oficialmente anuncia su aspiración a la nominación, junto con Ted Cruz de Texas y Rand Paul de Kentucky.

Se espera que la lista de aspirantes crezca a medida que pasan los meses. Suenan los nombres de Bush y del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, entre otros.

Rubio se enfrenta al reto de mantener el interés del "establishment" (establecimiento) republicano mientras hace crecer su atractivo entre los conservadores.

Fuera de Torre de la Libertad, algunos activistas proinmigrantes protestaron contra Rubio al que acusan de "recientes posturas antiinmigrantes".