Plantea Alonso Raya iniciar análisis para Presupuesto "base cero"

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, planteó que el gobierno federal y el Poder Legislativo inicien ya el análisis de cómo se elaborará el Presupuesto de Egresos de la Federación "base cero" para 2016.

En conferencia de prensa, dijo que el objetivo es que se inicie un debate entre autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, especialistas y académicos de universidades como la UNAM, UAM, Colegio de México y CIDE, así como con legisladores.

De acuerdo con el legislador perredista "lo que requerimos es auxiliarnos de los investigadores y especialistas de las diferentes universidades del país, empezando por el caso de la UNAM, UAM y de otras.

"Tenemos aquí el Centro de las Finanzas Públicas y la Comisión de Presupuesto, para efectos de la calendarización y diseño de la ruta que deberá establecerse" para atender este tema, dijo.

Alonso Raya agregó que lo que se pretende es dejar a la próxima legislatura es un camino avanzado, elementos e investigaciones, trabajos que le permitan a sus predecesores "no partir de cero" en su encargo a partir del 1 de septiembre de este año.

De acuerdo con el diputado el impacto del presupuesto "base cero" alcanzará a 900 programas y en los recursos que se transfieren a los estados y municipios, además del ámbito general del país, "pues cualquier recorte que se hace a la inversión se disminuye la expectativa".

El líder parlamentario del PRD en el Palacio Legislativo de San Lázaro puntualizó que ante un contexto económico complejo "es muy necesario" iniciar ya el debate para el rediseño del Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año.

Consideró que "la reingeniería presupuestal y administrativa" demanda revisar la política fiscal de manera integral, una política industrial y de fomento que fortalezca el mercado interno, la inversión, el empleo, así como el ingreso.

Miguel Alonso Raya comentó que el 78 por ciento del presupuesto es "ineludible", porque implica el pago de la deuda y de la nómina a maestros, entre otros rubros, y por ello en este rediseño la opción más viable es modificar programas.

Al respecto opinó que hay programas que se han desviado, desvirtuado y han perdido su objetivo, que se duplican y se manipulan y los recursos no llegan a quienes más lo necesitan, y es ahí donde se debe hacer una minuciosa revisión.

Resaltó que el reto que se tiene enfrente es discutir la política fiscal de manera integral, con todos sus componentes, revisar los ingresos y la deuda, "esta propuesta, es la gran oportunidad para que el gobierno estructure una política industrial y de fomento que posibilite el fortalecimiento del mercado interno, la inversión, el empleo y el ingreso".