Destacan histórica clasificación de México en baloncesto femenil

La histórica clasificación de México, al Mundial Sub 16 femenil de baloncesto, revela que hay disciplinas en las que se pueden hacer bien las cosas, pero que requieren de apoyo, afirmó el entrenador de la Selección Nacional, Oswaldo Zermeño.

Al conseguir su boleto a la competencia más importante de la categoría, resaltó que alcanzar la clasificación es muy importante "pero lo será todavía más, si ayuda a que por fin el baloncesto se una, deje de estar dividido".

Consideró debe ser un parteaguas, que nos permita darnos cuenta de que se tiene el potencial humano para lograr grandes cosas.

La Selección Mexicana de baloncesto femenil Sub 16, consiguió anoche su pase al Mundial, luego de superar 60-56 a Venezuela. Un día antes se presentó con otro triunfo, por 60 puntos a 56 ante Puerto Rico.

Al respecto, aseguró que el estado de ánimo de las jugadoras mexicanas es inmejorable, tras conseguir la calificación, pero que el grupo resiente ya el poco tiempo de trabajo que tuvieron para preparar el torneo.

"El grupo está bien, pero el tema de los golpes, las lesiones, ha ido mermando el nivel, no tuvimos una concentración tan larga, la verdad trabajamos muy poco días", comentó.

Reconoció que quizá eso va a mermar un "poquito", pero lo bueno es que se cumplió el objetivo principal, que era clasificar y ahora tendremos dos partidos como un buen fogueo, pensando ya en el Mundial.

Zermeño explicó que se tiene una base de 10 jugadoras, que repiten en el proceso, que ya estuvieron juntas en el Centroamericano, lo que permite contar con una plataforma fuerte.

Sin embargo, reiteró que se tiene que buscar niñas en todo el país y si es necesario, lanzar una convocatoria nacional en busca de talento, es preciso que se haga como en Estados Unidos.

"Tenemos que aprender a hacer las cosas como Estados Unidos y Canadá, estamos tan cerca, pero a la vez tan lejos, que es momento de seguir sus esquemas de trabajo", opinó.

Sostuvo que el baloncesto femenil mantiene una inercia positiva, tras conseguir la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011, pero es preciso consolidar la unión que se requiere para alcanzar un mejor desarrollo.