Condena Hollande atentado contra embajada francesa en Trípoli

El presidente de Francia, François Hollande, condenó hoy "con la mayor firmeza" el atentado perpetrado contra la embajada de París en Trípoli, Libia, y ordenó una investigación inmediata del ataque, que aún no ha sido reivindicado.

"Este acto tiene como objetivo, a través de Francia, a todos los países involucrados en la lucha contra el terrorismo", aseveró el jefe del Ejecutivo francés, después del ataque a la sede diplomática gala, que dejó a dos guardias galos heridos.

Hollande expresó su solidaridad con los lesionados, uno de ellos en estado grave, y deseó su pronta recuperación, pero ordenó al ministro francés de Asuntos Extranjeros, Laurent Fabius, enviar de inmediato a un representante para ayudarles y garantizar su regreso a París.

Fabius de su lado condenó el ataque "en términos enérgicos" y anunció que partiría de inmediato hacia Trípoli para ayudar a los oficiales franceses heridos y coordinarse con las autoridades libias en la investigación del hecho, de acuerdo con reportes del diario Le Figaro.

Los primeros informes señalan que un coche bomba estalló poco después de las 07:00 horas locales (05:00 GMT) frente a la embajada francesa, un inmueble de dos plantas situado en un exclusivo barrio del oeste de Trípoli, que quedó destruido en un 60 por ciento.

La explosión, que también destruyó las ventanas de las edificaciones adyacentes, se produjo en momentos en que tenía lugar el relevo de los guardias.

"El ataque pudo haber sido un baño de sangre si se hubiese producido un poco más tarde y el personal ya hubiera estado allí", declaró canciller francés después de arribar a Trípoli, donde se reunió con las autoridades libias.

"Hay que determinar las circunstancias de este acto atroz e identificar rápidamente a los autores. Francia espera que Libia lleve a los responsables ante la justicia", dijo Fabius y afirmó que Trípoli se comprometió a hacer todo lo posible para esclarecer el ataque.

El ministro libio del Interior, Achour Chwayel, informó en rueda de prensa que la seguridad ha sido reforzada en torno a las instituciones e intereses franceses y anunció que una investigación ya está en curso.

Fabius también anunció que la Fiscalía de París abrió una investigación del atentado y que un equipo del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional había llegado para resguardar la embajada e implementar medidas de seguridad en todos sitios franceses en Libia.

El primer ministro francés Jean-Marc Ayrault indicó que París no había recibido ninguna advertencia previa sobre la posibilidad de un ataque, pero resaltó sin embargo que Francia sigue comprometida con la lucha antiterrorista.

Hasta ahora, ningún grupo ha asumido la responsabilidad del atentado de este martes, que es el primero contra una misión diplomática en la capital libia desde la caída del régimen del ex líder Muamar Gadafi en 2011.

El consulado de Estados Unidos en la ciudad de Bengazi fue objetivo de un ataque en septiembre de 2012, en el cual murió el embajador de Washington, y fue atribuido a grupos islamistas radicales que controlan gran parte de la ciudad.