Entran precandidatos chilenos en recta final para primarias

A poco más de una semana de las elecciones primarias, los precandidatos presidenciales de la coalición opositora Nueva Mayoría y la gobernante Alianza por Chile comenzaron a definir sus últimas estrategias de campaña.

Tras el exiguo 10.9 por ciento de audiencia registrado la noche del jueves en su debate televisivo, los comandos de los precandidatos oficialistas Andrés Allamand y Pablo Longueira intensificaron sus visitas a regiones del país, para tener un contacto "cara a cara".

La cifra es incluso inferior al 12 por ciento de "rating" que tuvieron ambos políticos en su primer debate, el pasado 6 de junio, y al 19 por ciento de promedio que registró el debate de los candidatos de Nueva Mayoría, realizado el pasado 10 de junio.

Longueira y Allamand viajaron este viernes a las sureñas ciudades de Chillán y Concepción, tradicionales reductos de sus partidarios, para disputar las preferencias "casa por casa" y en reuniones con dirigentes vecinales, sociales y deportivos.

La última semana antes de las elecciones primarias del próximo 30 de junio será destinada a movilizar la "fuerza de tarea" de ministros, subsecretarios, legisladores, alcaldes y otros funcionarios, para asumir las tareas de proselitismo.

Por su lado, el comando de la ex mandataria Michelle Bachelet también ha privilegiado las giras en su estrategia y el contacto "persona a persona", más que otro tipo de anuncios propagandísticos, para evitar el ataque por los medios de comunicación a sus iniciativas.

El equipo político que agrupa a los partidos y movimientos que apoyan la campaña de Bachelet instó a los militantes de todas las colectividades a garantizar una amplia participación en las primarias del 30 de junio.

"Ganar no es suficiente", dijo el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, hablando como portavoz del bloque integrado además por los partidos Socialista (PS), Por la Democracia (PPD), el Movimiento Amplio Social (MAS) y la Izquierda Ciudadana.

La participación disciplinada en las primarias de la militancia del bloque opositor sumaría 486 mil 640 votos, pero el comando de Bachelet se ha puesto como meta movilizar a un 10 por ciento del padrón electoral nacional, es decir, un millón 300 mil personas.

Por su lado, la Alianza por Chile tiene una base militante de sus partidos -Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN)- de 171 mil 650 afiliados, por lo que la apuesta por los "independientes" también es vital.