Deplora OMS muertes de trabajadores de salud en Yemen

La Organización Mundial de la Salud (OMS) deploró hoy las muertes de trabajadores de salud y daños ocasionados a las instalaciones médicas en Yemen como resultado del conflicto en curso, y expresó su preocupación por las graves consecuencias de estos ataques.

El sábado pasado, dos paramédicos voluntarios de la Media Luna Roja de Yemen en Adén fueron baleados cuando su ambulancia fue alcanzada por los disparos.

Los paramédicos, que eran hermanos, murieron a causa de sus lesiones camino al hospital, dijo la OMS en un comunicado.

El 30 de marzo, un conductor de ambulancia voluntario de la Media Luna Roja de Yemen fue asesinado después de que su vehículo fue alcanzado por disparos en Al Dhale'e, en el sur de Yemen.

Tres ambulancias gestionadas por el Ministerio de Salud Pública y Población fueron tomadas por las fuerzas armadas en Adén el primero y el 2 de abril y fueron utilizadas con fines distintos a los médicos, subrayó.

Además, un guardia de seguridad murió y dos enfermeras resultaron heridas en el centro de salud del campamento de Al-Mazraq para los desplazados internos en Haradh.

Asimismo, el centro, que es operado por el Ministerio de Salud con el apoyo de la OMS, fue parcialmente dañado.

En Saná, el Hospital de Ciencia y Tecnología fue alcanzado por fuego de metralla el 1 de abril, lo que resultó en lesiones de tres empleados del hospital y cinco miembros de los familiares de los pacientes.

El organismo de salud hizo un llamado urgente a todas las partes involucradas en el conflicto para que tomen las medidas necesarias y aseguren que el personal de salud y las instalaciones estén protegidas.