Frente al Nusra secuestra a 300 kurdos en Siria

Un comando del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, secuestró a unos 300 hombres de nacionalidad kurda en un suburbio de la ciudad de Idlib, en el noroeste del país, denunció hoy un responsable de la ciudad siria kurda de Kobane.

Idris Nassan, un responsable de Kobane, informó que los hombres fueron secuestrados anoche cuando viajaban de la ciudad de Afrin hacia Alepo y Damasco. "Dejaron a las mujeres y los niños, pero secuestraron a 300 hombres y jóvenes", dijo.

Los secuestradores exigieron a las autoridades kurdas de Afrin liberar a tres hombres detenidos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres pero que cuenta con activistas en Siria.

El OSDH no precisó el número de kurdos secuestrados, pero señaló que ya se realizan negociaciones en Afrin para lograr un intercambio de detenidos.

El Frente al Nusra, que tomó junto con un grupo de islamistas la ciudad de Idlib el pasado 28 de marzo y la proclamó su capital, no ha reivindicado el secuestro, mientras medios estatales sirios tampoco han informado del incidente.

Poco antes, el OSDH reportó que milicianos islamistas liberaron a 25 mujeres y niños sirios a cambio de un comandante detenido hace un año por el régimen de Bashar al-Assad, como parte de un canje de prisioneros.

Explicó que 15 mujeres y 10 niños procedentes de las ciudades de Nobbol y Al Zahra, en la provincia de Alepo (norte de Siria), fueron liberados la víspera a cambio del comandante islamista Yusef Zawá.

El canje fue posible gracias a un acuerdo alcanzado entre la milicia islamista Jaish al Mujahideen y grupos armados leales al régimen de Al-Assad con la mediación de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG).

Idlib es capital homónima de la provincia, donde los ataques aéreos de la aviación del régimen sirio contra los rebeldes dejaron este lunes 17 muertos, incluidos cinco niños, según el OSDH.

Entre las víctimas mortales, al menos ocho perdieron la vida en un bombardeo de aviones militares contra el pueblo de Kafr Tajarim, mientras otras tres personas perecieron en un ataque similar en Salaqin y cinco en la ciudad de Idlib.