Unidad de conservación recibe tigre, león y oso asegurados en Jalisco

Un tigre, un león y un oso negro americano fueron canalizados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre en el municipio de Unión de San Antonio, Jalisco.

Los tres ejemplares de vida silvestre, asegurados de manera precautoria en el municipio de Ocotlán, Jalisco, por abandono y al no acreditar su procedencia legal, estaban resguardados en la finca "Salón de Eventos Hacienda Guadalupe".

El traslado de los ejemplares de tigre (Panthera tigris), león (Panthera leo) y oso negro americano (Ursus americanus) se efectuó en coordinación con elementos de la Fuerza Única Jalisco, la Policía Ministerial, el Ministerio Público Federal y personal del Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre de la Semarnat.

La delegación de la Profepa en Jalisco reportó que durante el traslado se verificaron las características y el estado de los ejemplares: el león, macho, castrado y sin melena, se halló en buenas condiciones físicas aparentes, sólo con rastros de pequeñas lesiones en la cabeza.

En tanto que la tigresa presentó problemas al caminar, ya que la poca de luz solar que recibía y las características de la jaula en que se encontró, generó un problema de artrosis, por lo que se atenderá con rehabilitación, todo de acuerdo con un comunicado de la Profepa.

El ejemplar juvenil de oso negro americano, macho, se encuentra en condiciones físicas regulares, toda vez que perdió el ojo izquierdo a causa de una lesión.

Los animales fueron depositados en dicha unidad de manejo, donde permanecerán en cuarentena y observación, para que, una vez que se recuperen de sus lesiones y se adapten al sitio, sean integrados a sus respectivas jaulas.

Refirió que los felinos tienen casi un año y medio de edad; una vez rehabilitada, la tigresa será ingresada a la jaula de felinos, en la que se encuentran un tigre macho y dos hembras. En tanto que el león y el oso tendrán sus jaulas individuales.

La Profepa indicó que seguirá de cerca el proceso de adaptación de los ejemplares en su nuevo hogar y verificará que les sea provista la atención veterinaria que requieren para su rehabilitación y protección.