Philippe Quint interpreta a Bolling y Bach en festival capitalino

Con obras de Claude Bolling y Johann Sebastian Bach, en una mezcla perfecta de jazz y barroco, el violinista Philippe Quint dio esta noche su segundo concierto programado en el XXXI Festival del Centro Histórico, que se realiza hasta el 12 de abril en distintos escenarios.

En la serie de cuatro conciertos (28 y 31 de marzo, y 2 y 5 de abril) Philippe Quint es acompañado por músicos como Alon Goldstein, Matt Herskowitz Trío, Ani Aznavoorian y Vicky Powell, con sonatas de Beethoven, Franck, Debussy y Brahms, así como piezas Dvorak y Mozart.

El Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso recibió al artista polifacético, cuya amplia gama de intereses lo ha llevado a recibir varias nominaciones al premio Grammy por sus discos. Él es un asiduo visitante de México, y se ha presentado en diversas ocasiones con la Orquesta Sinfónica de Minería y otras más.

Esta noche, interpretó una selección que incluyó la "Suite para violín y piano de jazz", de Claude Bolling, así como "Erbarme dich"; Cantata No. 208 "Sheep May Safely Graze", BWV 208; "Concierto de violín en la menor", BWV 104; "Variaciones Goldberg", BWV 988, y "Doble concierto de violín en re menor", BWV 1043, de Johann Sebastian Bach.

A Quint lo acompañaron Matt Herskowitz, en el piano; Mat Fieldes, en el contrabajo, y David Rozenblatt en la batería. Como integrantes del "Matt Herskowitz Trio", en esta primavera lanzan su álbum más reciente, llamado "Bach XXI" con arreglos a las piezas de Johann Sebastian Bach y la participación del mismo Quint como solista.

Antes del concierto se informó que además de actuar con las orquestas más importantes del mundo, en lugares que van de la Gewandhaus de Leipzig al Carnegie Hall de Nueva York, Philippe Quint explora obras de géneros musicales diferentes, como la producida por Astor Piazzolla y el llamado Nuevo Tango, lo que ya le ha granjeado sonados éxitos.

Igualmente, se destacó que el Festival del Centro Histórico de México es una de las celebraciones culturales más importantes de la gran metrópoli, y que desde 1985 se ha posicionó como una plataforma inventiva para las artes en América Latina. Su misión es ofrecer al público más diverso posible nuevas ideas y experiencias culturales.

Vivencias inscritas en el quehacer de la danza, la música, las artes visuales, la ópera, el teatro y otras disciplinas más, que ayudan a estimular el diálogo y la convivencia entre el mayor número posible de personas, y que promuevan y revaloricen todos los recintos y espacios del centro de la Ciudad de México.