Banco Mundial aprueba crédito a Honduras por 25 mdd

El Banco Mundial aprobó hoy un crédito a Honduras por 25 millones de dólares para reducir la deserción escolar secundaria y combatir la pobreza en zonas indígenas o afectadas por la sequía.

Estos recursos se destinarán a fortalecer el programa de protección social y ampliar su cobertura a 100 mil nuevos beneficiarios y garantizar el acceso a la salud y la educación a 1.5 millones de hondureños (unas 300 mil familias) que viven en extrema pobreza.

La subsecretaria de Estado de Integración Social de Honduras, Zoila Patricia Cruz, afirmó que "el financiamiento adicional para el proyecto de Protección Social permitirá seguir atendiendo a la población con más necesidades en el marco de la Estrategia Vida Mejor".

"A la vez dijo que se busca romper con el ciclo intergeneracional de la pobreza a través de una mejor salud y educación de las personas en situación de pobreza", añadió la funcionaria, citada por la prensa local.

Con 20 millones de dólares del crédito se financiarán transferencias monetarias a los beneficiarios del programa Bono Vida Mejor y los restantes cinco millones para fortalecimiento institucional.

El programa Bono Vida Mejor (anteriormente Bono 10,000 y que fue lanzado en 2010) recibe apoyo financiero del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El representante del Banco Mundial en Honduras, Giorgio Valentini, sostuvo que con este crédito, el organismo busca proteger a las familias más desfavorecidas con recursos para cubrir consumos básicos y a la vez invertir en el futuro de sus hijos, al asegurar el acceso a los servicios de salud y a las escuelas.

"Con ello reiteramos nuestro compromiso con Honduras en su lucha contra la pobreza", aseveró el funcionario.

El crédito es proporcionado por la Agencia Internacional de Fomento (AIF) a un plazo de 25 años, con un periodo de gracia de cinco años.