Profepa multa con 1.5 mdp a hotel por escolleras en Quintana Roo

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa de 1.5 millones de pesos al Hotel The Reef Coco Beach, en el municipio de Playa del Carmen y ordenó el retiro inmediato de las escolleras que instaló en la zona de playa.

En un comunicado, la delegación de la dependencia federal precisó que las infracciones cometidas se consideran de gravedad, ya que las obras y actividades adicionales a las autorizadas en materia de impacto ambiental pueden ocasionar una afectación al ecosistema.

Estableció que la acción realizada el fin de semana por personal de la Profepa en la entidad es resultado de una visita de inspección a dicho hotel, en atención a denuncias ciudadanas.

Ahí, señaló, se encontraron diversas irregularidades, así como obras no contempladas en la autorización de impacto ambiental del citado proyecto.

Entre las irregularidades detectadas destacan que las instalaciones de escolleras, que constaban de 16 tubos de geotextil y maquinaria de bombeo, eran utilizadas para succionar y captar arena del lecho marino y depositarla en la zona de playa del hotel, "afectando la morfología natural de ésta ganando terrenos al mar", detalló.

Agregó que también se encontró que, en materia de Zona Federal Marítimo Terrestre, el hotel carece del título de concesión de la playa, expedido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para la instalación de un muro de contención, camastros y sombrillas.

En su reporte, la Profepa aseguró que aplicará una multa por un millón 500 mil 140 pesos, e iniciará un procedimiento administrativo al no contar el hotel con el título de concesión de la playa.

Advirtió que en caso de incumplir con las medidas correctivas impuestas, la Profepa presentará denuncia penal ante el Ministerio Público Federal.

Conforme a lo dispuesto en el Código Penal Federal, en relación con los delitos contra la gestión ambiental, podrá hacerse acreedor a una pena de uno a cuatro años de prisión y de 300 a tres mil días de salario mínimo, sumados a la multa ya impuesta.