Hijo de presidenta argentina rechaza cuentas secretas en el extranjero

Máximo Kirchner, hijo de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y del fallecido expresidente Néstor Kirchner, rechazó las denuncias mediáticas que le adjudicaron presuntas cuentas secretas bancarias en el extranjero.

El hijo de la pareja que ha dominado la escena política durante la última década en este país abandonó el bajo perfil que lo caracteriza para emitir un comunicado en el que desmintió tanto al opositor diario argentino Clarín, como a la revista brasileña Veja.

"Las publicaciones de la revista Veja (de Brasil) y de Clarín (autóctona), dos monstruos, y no sólo por el tamaño de sus empresas, no sólo son falsas, sino que también son ridículas y lo que es peor, absolutamente previsibles", afirmó Máximo.

Ambos medios afirmaron que Máximo Kirchner "habría" manejado cuentas secretas en bancos de Estados Unidos y las Islas Caimán, y que en conjunto superaron los 60 millones de dólares.

Las publicaciones se basaron en fuentes anónimas y reconocieron que hasta el momento no se ha podido confirmar la titularidad de las cuentas que también involucran a la ex ministra de Defensa, Nilda Garré, quien al igual que Kirchner, desmintió la acusación.

En su comunicado, el hijo de la mandataria explicó que "todo lo vertido en esas publicaciones son mentiras planificadas. No hay 'errores'. Tampoco 'fuentes no chequeadas'. Todo es una mentira cuidadosamente planificada y dirigida, en donde no sólo intervienen grupos mediáticos".

Agregó que Clarín y Veja "son parte del dispositivo de operaciones políticas que ahora ya exceden el ámbito nacional. Y las pueden llevar a cabo amparados en los derechos internacionales que protegen al noble oficio del periodista".

También lamentó "la indefensión que uno siente ante tamaña fabula urdida por quienes tienen licencia para mentir, no hace más que alimentar la voluntad" de quienes "pensamos diferente, actuamos diferente y, sobre todo, vivimos bajo principios diferentes".

Después de recordar varios casos en los que se han demostrado mentiras por parte de la prensa opositora, Kirchner advirtió: "Yo no les temo. Usen todos sus canales, medios y periodistas. No tengo ni tuve ninguna cuenta, ni individual ni conjunta con nadie, en el exterior".

Aclaró, además, que "no es una actitud heroica ni mucho menos. Es un simple acto de libertad", porque este tipo de falsas informaciones suelen destrozar vidas.