Cada vez que la cantante Selena se presentaba en el desaparecido programa "Siempre en domingo", que conducía Raúl Velasco, el "rating" se elevaba demasiado, afirmó Octavio Ezquerra.

"La primera vez que la invitamos fue cuando grabamos en Monterrey. Para nosotros era un experimento, pero no para el público que la seguía desde Texas. Ese día había una larga fila de fans esperando entrar y hasta tuvimos gente de pie en los pasillos. Fue un verdadero éxito", recordó el coordinador artístico de la afamada emisión.

Raúl Velasco le dijo: "Pregúntale a Selena y Los Dinos cuáles son sus temas más fuertes y programamos sólo dos, a ver cómo te cae ella y a ver si pega acá en México"

Era el año 1992 en la Plaza de Toros de Monterrey. Ese día también actuaron Gloria Trevi, Thalía, Paulina Rubio, Ricardo Arjona, Tatiana, Ricardo Montaner, John Secada y Bronco.

Ezquerra trabajó 28 de los 29 años que "Siempre en domingo" se mantuvo al aire. Fue el encargado de programar y recibir a los artistas que iban a presentarse. En la década de los 70 y 80, subrayó, no existían los representantes, el trato era directo con el artista.

"Yo le hablaba por teléfono a Luis Miguel, Yuri, Pedro Vargas, Lola Beltrán, José Alfredo Jiménez y al mismísimo Julio Iglesias para que vinieran. Los citaba a una hora y llegaban, pero con Selena fue diferente y no por ella, sino por Yolanda Saldívar, quien obstaculizaba todo".

Previo a una emisión que "Siempre en domingo" realizó en Miami, Florida, llegó Selena acompañada de la entonces presidenta de su club de fans oficial.

"Venía con una falda muy ampona y sus atributos no le lucían y le dije: 'Esto no funciona, debes ponerte la ropa ajustada que siempre usas porque la gente quiere verte así. Y entonces, que se enoja la señora esa y empezó a decir de cosas.

"Pero la callé, le hice ver que parte del triunfo de Selena también se debía a sus grandes glúteos, aunque no lo quisieran ver así. Después de esa vez no volví a verlas porque al poco tiempo Saldívar la asesinó".

Al comprobar el éxito que la llamada "Reina del Tex-Mex" tenía en Estados Unidos, Raúl Velasco (1933-2006) pidió a Octavio Ezquerra la atendiera bien, le proporcionara el camerino correcto y los servicios necesarios.

"Muy pronto se convirtió en una de nuestras consentidas, pues la programamos varias veces no sólo en México, también en Miami y Los Ángeles gracias a que la muchacha tenía mucho arrastre. Incluso, le caía muy bien a Raúl y lo invitaba a bailar, algo poco común que él hacía", platicó.

Uno de esos momentos se puede apreciar en el canal de videos YouTube cuando Selena, quien lucía un atuendo con mini falda de color blanco, toma la mano al conductor, quien se encontraba tras bambalinas, y lo invita a entrar al escenario para bailar juntos el éxito "Techno cumbia".

Ante un público emocionado, Raúl y Selena mostraron sus mejores pasos de baile, incluso hubo choque de caderas. En otro clip, grabado en noviembre de 1994 en Monterrey, la cantante luce un traje rojo ceñido al cuerpo.

Mientras la gente le solicitaba una canción más, Velasco se acercó a ella para preguntarle de dónde sacaba tanta energía y fuerza para comunicársela al público, y ella sonriente, respondió: "Como frijoles, tortillas y especialmente cabrito en Monterrey". Enseguida le solicitó la tradicional "vueltecita".

Ezquerra, quien desde hace 62 años labora en la empresa Televisa, donde ha ocupado diversos cargos y hace 18 años es uno de los productores del Teletón, definió a Selena como una mujer tranquila con quien se podía trabajar a gusto.

"Nunca fue petulante como muchos que ahora conozco, ella era muy simpática, quería platicar con todos, pero Yolanda Saldívar siempre se ponía en medio y buscaba controlarla, pero la muchacha no se dejaba.

"Cuanto terminábamos de ensayar, nos íbamos a la cafetería a tomar un café mientras llegaba la hora del programa y platicábamos de muchas cosas. Muchos cantantes de ahora que parecen robots, deberían aprender a ella, porque no sólo fue una reina en la música, también lo fue en su trato", puntualizó.