Impulsa PRD política salarial que satisfaga necesidades básicas

El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Distrito Federal, Raúl Flores, ratificó su impulso a una política salarial que permita a la ciudadanía satisfacer sus necesidades básicas.

El dirigente perredista capitalino urgió a continuar la lucha por incrementar el minisalario, tal como lo propuso el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Estimó que esta debe ser una prioridad en el Legislativo, por lo que pidió a los diputados de su partido mantener el trabajo en la actual y en la siguiente legislatura para lograrlo.

Señaló que una verdadera propuesta de izquierda consiste en mejorar las condiciones de vida de los capitalinos.

Por ello, dijo, los integrantes del PRD tienen la obligación de tomar medidas que permitan mejorar el ingreso, detonar la economía, generar mayor productividad y mejorar el clima de negocios para convertir al Distrito Federal en el mejor lugar para invertir de todo el país.

Raúl Flores expresó su beneplácito por la Campaña de la Alianza Progresista "Trabajo decente en todo el mundo", que clausuró sus trabajos en un hotel de la Ciudad de México.

Lo anterior con el compromiso de sus participantes de continuar sus esfuerzos en favor de mejores condiciones laborales y de retribución económica justa para millones de ciudadanos alrededor del mundo.

Coincidió con los participantes -integrantes de partidos y organizaciones de los cinco continentes identificadas con la izquierda- en la necesidad de sentar las bases económicas para dotar de empleo suficiente y bien remunerado a los trabajadores de aquellos países afectados, directa e indirectamente, por las decisiones financieras de las grandes potencias mundiales, que se reflejan en pérdida de empleos y hondas desigualdades entre salario y trabajo.

El presidente del PRD local dejó en claro que la lucha de ese partido no es sólo por mejorar las condiciones económicas de sus habitantes, sino también para sentar las bases de paz y seguridad que permitan el libre y normal desarrollo de sus actividades.