Aficionados de WWE disfrutan "paraíso" en "Wrestlemania Axxess"

Un paraíso se encontraron los aficionados de la WWE (World Wrestling Entertainmet) en esta ciudad, donde pudieron convivir con las superestrellas de la marca, tomarse fotografías y gastar sus dólares para salir con algún recuerdo del McEnery Convention Center.

Desde temprano, los aficionados acudieron al "Wrestlemania Axxess" para ser parte del evento, en el que fueron instalados diferentes escenarios para saciar hasta al más exigente con diferentes opciones y para todos los gustos.

La impresionante "Cámara de eliminación" lucía imponente en el lugar, a la cual tenían acceso los aficionados para tomarse la fotografía del recuerdo, y no importaba que tuvieran que esperar varios minutos con el objetivo de tener acceso a la estructura de metal.

También había largas filas en los distintos puntos a los que acudieron los luchadores para firmar autógrafos y tomarse fotografías con la gente.

Entre los luchadores que acudieron este sábado fueron Randy Orton, Erick Rowan, Naomi y The Miz, entre otros, quienes hicieron felices particularmente a niños y jóvenes.

Quien destacó fue Mark Henry, que incluso dejó su lugar y se acercó a dos jóvenes que llegaron en silla de ruedas, con quienes platicó, se tomó fotografías y abrazó, para dar una muestra de su calidad humana, aunque en el ring gusta de humillar y aplastar a sus rivales.

En el cuadrilátero que estaba instalado llegaron personalidades como Roman Reigns, quien estelarizará Wrestlemania 31 y que fue abucheado, aunque dejó en claro que destronará a Brock Lesnar; al mismo sitio también arribó Bray Wyatt, quien chocará con The Undertaker.

La zona de videojuegos era de las más socorridas, lo mismo que el lugar donde de encontraba memorabllia de hombres como Randy Savage "Macho Man", quien será inducido al Salón de la Fama, o el ataúd en el que llegó Undertaker el año pasado a Wrestlemania, cuando perdió su invicto.

Y no podía faltar el sitio para comprar el objeto de recuerdo, donde se podían encontrar playeras desde 30 dólares, sudaderas desde 60, programas del evento en 25, máscaras de Sting y Erick Rowan en 10, gorras a 25 y réplicas del cinturón de WWE en 425 billetes verdes.