Correa llama a unirse a Jornada Mundial en apoyo a Venezuela

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamó hoy a unirse a una jornada mundial para recolectar firmas, a fin de demandar a Estados Unidos que derogue un decreto ejecutivo del presidente Barack Obama en contra de Venezuela.

"Estamos recogiendo millones de firmas para decirle a Obama ¡Ya basta! América Latina ya cambió (...) no vamos a permitir injerencias extranjeras, ni descarados atentados", indicó Correa en su informe semanal de actividades.

"Es incuestionable que se atenta contra el derecho internacional cuando se ponen sanciones unilaterales, eso es pisotear al derecho interamericano, a Naciones Unidas (...) eso no se puede permitir" señaló el gobernante citado por la agencia de noticias Andes.

"Aquí no se trata de estar a favor o en contra de un gobierno, se trata de hacer respetar el derecho internacional", agregó el gobernante al reiterar que Venezuela no representa ninguna amenaza.

Por otro lado, Correa calificó como "vasallos" y "vende patrias" al exasambleísta Cléver Jiménez y su exasesor Fernando Villavicencio, quienes anunciaron esta semana que acudirán al Senado estadunidense para denunciar supuestas violaciones a los derechos humanos y corrupción por parte del gobierno ecuatoriano.

El mandatario recordó que Jiménez y Villavicencio fueron sancionados porque mintieron al decir que Correa ordenó disparar contra el hospital donde fue secuestrado el 30 de septiembre de 2010, durante una insubordinación policial.

El mandatario ecuatoriano aseguró asimismo que su gobierno está preparado para los escenarios más extremos en la economía y destacó el crecimiento del país andino en 3.8 por ciento durante 2014, cuatro veces más que el promedio de América Latina (1.1 por ciento).

"Estamos preparados para escenarios extremos (...) incluso para tener un precio del barril promedio de 30 dólares", apuntó el gobernante.