Christopher Lambert llega a 58 años de vida con dos estrenos en puerta

El actor franco-estadunidense Christopher Lambert, recordado por su actuación en filmes como "Highlander, el último inmortal" y "Mortal Kombat", festejará 58 años de vida con el próximo estreno de la cinta "Electric slide" y el preestreno de "Shades of truth".

En el filme "Electric slide", que bajo la dirección de Tristan Patterson debutará en la cartelera el 5 de abril, Lambert dará vida al villano "Roy Fortune" con el que el artista demostrará que posee un amplio rango actoral.

Por otro lado, Christopher, quien saltó a la fama en la década de los años 80 con filmes como "Greystoke, la leyenda de Tarzán" (1984), "Los inmortales" (1986) o "El siciliano" (1987), está a la espera del preestreno el 5 de abril en Italia, de "Shades of truth" (Sombras de verdad).

En mayo se proyectará en el Festival de Cine de Cannes, mientras que en Filadelfia, Estados Unidos, se exhibirá en septiembre próximo en el marco del encuentro de la familia.

Christophe Guy Denis Lambert nació el 29 de marzo de 1957 en Great Neck, Long Island, su padre era diplomático de Naciones Unidas asignado a Suiza, por lo que Lambert se educó en los mejores colegios de Ginebra, posteriormente hizo estudios en Londres y trabajó para la Barclays Bank en la bolsa británica.

Sin embargo, pronto se cansó de llevar una vida de ejecutivo y se inscribió en el conservatorio de París, donde estudió dos años e inició su carrera en la farándula con pequeños papeles en el cine francés.

En 1980, Lambert consiguió su primer papel principal con la película "La leyenda de Tarzán", luego del cual participó en filmes como "Le bar du telephone", "Legitime violence" y "Paroles et musique", entre otros.

En 1987 protagonizó la producción estadunidense "El siciliano", dirigida por Michael Cimino; en 1992 hizo lo propio en la película francesa "Max and Jeremy", producida por Claire Devers, y luego en "Fortaleza infernal", dirigido por Stuart Gordon.

Asimismo, Christopher Lambert llevó a la pantalla grande el literario inmortal "Highlander", personaje nacido en las montañas de Escocia en 1518, y puso a prueba su instinto de supervivencia en los filmes futuristas "Higlander II: The Quickening" (1991) y "Highlander III: The scorer" (1994).

Ese mismo año actuó en "Gunmen", y en 1995 en otras cuatro producciones: "Mortal Kombat", dirigida por Paul W.S. Anderson; "Los inmortales III. El hechicero", de Andy Morahan; "Presa de la secta", de J.F. Lawton, y "Estrella del norte", por Nils Gaup.

En 1997, el actor se tomó un respiro en su carrera y decidió realizar uno de los papeles personales más importantes de su vida, se casó con la actriz Diane Lane.

Para 2001, Lambert participó en largometrajes como "Druidas", "Highlander IV: El juego final" y "The point men", este último producido por John Glen. Dos años después figuró en la película francesa "Janis y John", dirigida por Samuel Benchetrit.

Posteriormente colaboró en "El inquisidor", filme en el cual se narra la travesía de 1492, cuando fueron expulsados de España aquellos judíos que no quisieron convertirse al cristianismo.

En 2007 trabajó en el filme de ciencia ficción "Southland Tales", junto a Seann William Scott y Sarah Michelle Gellar.

Al año siguiente, Lambert participó en el filme "White material", de la directora francesa Claire Denis, realizada en 2009 pero estrenada hasta 2010 en diversos festivales, y en noviembre de 2011, lanzada de manera comercial en Estados Unidos.

En "White material", Lambert interpreta al ex esposo de "María", quien, durante la época de la descolonización africana, se niega a abandonar la plantación de café que ha heredado de su familia, pese al grave peligro que representa el conflicto bélico entre la guerrilla revolucionaria y el gobierno colonial.

En 2012, el actor estrenó el 17 de febrero de dicho año "Ghost rider 2: el espíritu de la venganza", de Brian Taylor y Mark Neveldine, producida (entre otros) por Michael de Luca y protagonizada por Nicolas Cage; dicha cinta se pudo ver en 3D.

En 2014, Lambert anunció que su relación sentimental con Sophie Marceau terminaba de manera amistosa, tras siete años de vivir juntos.