Gabo y Macondo, ejes para motivar a la lectura a colombianos

La Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo) aprovechará el imaginario de Macondo, en la obra de Gabriel García Márquez (1927-2014), para impulsar la lectura en Colombia, que sigue con índices bajos comparados con otros países de América Latina.

"El pabellón Macondo será una apuesta por la lectura", afirmó de forma enfática el presidente de la Cámara Colombiana del Libro, Enrique González, uno de los organizadores de la FILBo, que se llevará a cabo del 21 de abril al 4 de mayo.

Es la primera vez que una versión de la FILBo, decide tener como invitado de honor un escenario de ficción como es Macondo y no un país, una ruptura de la tradición de esta feria, que se sustenta en la mejor forma de rendirle un homenaje póstumo al Premio Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez (Gabo).

Macondo como invitado de honor, será la gran sorpresa de la FILBo, que es la primera feria en Colombia con un récord de visitantes de más de 400 mil personas.

"Vamos a sorprender al público con el pabellón Macondo", subrayó el presidente de la Cámara del Libro de Colombia, quien está convencido, que con la presencia de Gabo, a través Macondo, en esta feria, los colombianos se entusiasmarán más por la lectura, la base para "construir un pensamiento crítico y para consolidar una democracia".

De acuerdo con las estadísticas de la Cámara Colombiana del Libro, a principio del siglo XX, la población colombiana, que en su mayoría era rural para la época, en un 90 por ciento era analfabeta y solo el 10 por ciento sabía leer y escribir.

En el siglo XXI la relación cambió, más del 90 por ciento de la población sabe leer y escribir y menos del 10 por ciento está en la franja del analfabetismo.

Sin embargo, el 90 por ciento de los alfabetos de la población colombiana, que está por encima de los 46 millones de personas, tiene índices de lectura muy bajos, que están en un promedio de dos libros por año.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos espera que los colombianos pasen a leer más de tres libros por persona, con una serie de estrategias que lideran los ministerios de Cultura y de Educación.

En la actualidad el 30 por ciento de los hogares de Colombia, no tienen libros en sus casas, y esa es una de las razones para masificar la lectura con aportes de textos a las escuelas, colegios y universidades del sector público.

Para que el espacio de Macondo, impacte al visitante y lo impulse a la lectura a partir de los textos de García Márquez, la FILBo decidió nombrar a un grupo de curadores que son conocedores de la vida y obra del autor del "Cien años de soledad".

El grupo lo integran la escritora Piedad Bonnett, una de las voces poéticas más importante de la literatura del siglo XXI en Colombia, quien estará acompañada por Ariel Castillo, Doctor en literatura, y el director de la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello Banfi.

Santiago Caicedo, Andrés Burbano y Laura Villegas intervendrán el espacio desde sus especialidades en multimedia, medios audiovisuales, tecnología, arte sonoro y dirección artística para crear un territorio de creación y evocación como hasta ahora no se ha visto.

Los 400 mil visitantes nacionales y extranjeros podrán recordar a un año de la muerte de García Márquez, toda su obra literaria en un espacio de tres mil metros cuadrados, en donde Macondo es Gabo en toda su dimensión literaria, que ira desde táctil y lo olfativo hasta lo gastronómico y lo visual.

Como dice Gabo en "Cien años de soledad": "El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo".