Condena Madero atentado contra candidata y pidió blindar elecciones

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, condenó enérgicamente el atentado sufrido por la candidata de ese partido a diputada federal por el Distrito 5 de Morelos, Gabriela Pérez Cano, así como por su asistente, Karen Castillo Campuzano.

El dirigente panista comentó que Pérez Cano y su secretaria particular fueron agredidas mientras dormían la noche del 24 de marzo pasado en el municipio de Ayala, Morelos.

En un comunicado, detalló que ese día tres jóvenes las encañonaron en sus recámaras, las amenazaron con matarlas y a Pérez Cano le advirtieron que los enviaba una persona muy poderosa.

Los sujetos les solicitaron recursos de la campaña, pero la abanderada negó tenerlos, lo que provocó su enojo y para amedrentarlas les cortaron cartucho, pero finalmente los delincuentes se llevaron dos celulares, una tableta electrónica y una computadora, dejándolas amordazadas.

El líder del Partido Acción Nacional (PAN) demandó que las autoridades estatales actúen de inmediato para localizar a los presuntos responsables a quienes, dijo, se les debe aplicar todo el peso de la ley "sin consideraciones ni miramientos".

Asimismo, solicitó que se le otorgue seguridad a la candidata y a su equipo para continuar con sus actividades de campaña en paz y sin ninguna amenaza, ya que no es la primera vez que ocurre un episodio de esa naturaleza.

Recordó que hace dos meses el hijo de Pérez Cano fue amenazado por otros sujetos en su casa, quienes también le pidieron dinero.

Pérez Cano, dijo, ya solicitó seguridad, pero aún no se la ha otorgado, por lo que exigió que la autoridad federal y la del estado protejan la integridad física y psicológica de la candidata a diputada federal.

"Ya basta de inseguridad, ya basta que nuestros candidatos estén amenazados, de que asesinen a jóvenes en todo el país y nadie mueva un dedo y no pase nada. Urgimos a blindar de inmediato las elecciones en México", subrayó.

Por ello reiteró su petición de que las autoridades federales y los gobiernos locales realicen un diagnóstico y tomen las medidas conducentes para evitar cualquier acto violento.