México busca que 100 mil jóvenes estudien en EUA hacia 2018

El gobierno de México impulsa el "Proyecto 100 mil", mediante el cual pretende que esa cantidad de jóvenes mexicanos estudie en Estados Unidos hacia 2018, destacó hoy el secretario técnico del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), Juan Carlos Morales.

Morales señaló que en la actualidad unos 14 mil mexicanos estudian en Estados Unidos, cifra que el IME buscará se eleve hasta los 100 mil dentro de cuatro años.

Se trata de jóvenes mexicanos que estudiarán licenciaturas, posgrados, maestrías, doctorados y postdoctorados en la nación del norte, acotó en una conferencia en el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.

En su exposición, Morales reseñó que cerca de un 8.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos es generado por mexicanos, quienes envían remesas anuales por 23 mil 600 millones de dólares, concepto que se encuentra entre la segunda y tercera fuente de ingreso de México.

Añadió que 570 mil empresas estadunidenses son propiedad de mexicanos y que en Estados Unidos viven 33.5 millones de personas de origen mexicano, de los cuales 11.7 millones corresponden a personas nacidas en México.

Comentó que México necesita aprovechar la experiencia de los migrantes "para detonar el desarrollo económico en sus comunidades de origen".

Además, se debe incentivar una mayor participación política y en la toma de decisiones en Estados Unidos en razón que los mexicanos son la minoría más grande y la que menos participa en la nación del norte.

El embajador de México en Chile, Otto Granados Roldán, señaló por su parte que la migración de México hacia Estados Unidos "está creando subculturas muy peculiares".

"Cuando uno analiza desde el punto de vista sociológico la composición de los mexicanos en Estados Unidos, uno distingue claramente que son mexicanos, pero no es exactamente la cultura mexicana cotidiana que uno ve en cualquier ciudad del país", dijo.

Agregó que tampoco es "exactamente la cultura americana en el sentido clásico, es algo distinto, parece una cosa híbrida, una simbiosis que produce a su vez una subcultura".

El diplomático precisó que, además, los mexicanos que viven en Estados Unidos están adquiriendo una cultura cívica distinta ya que cuando están en México son de una manera y cuando cruzan la frontera se comportan de otra forma.

Granados Roldán indicó que esa realidad "nos plantea un cambio de paradigma que puede ser importante para moldear capital social dentro de México".

"El diseño de nuevas políticas o estructuras de comportamiento a partir de la experiencia (de los mexicanos que están) en Estados Unidos puede ser tremendamente enriquecedor para modificar conductas para bien", comentó.