Abusos en compensaciones a policías y bomberos de Los Ángeles

Millonarias compensaciones a bomberos y policías de Los Ángeles fueron cubiertas por lesiones fuera de su trabajo, concluyeron hoy aquí dos auditorías.

Tanto policías como bomberos deambulan en una cultura que alienta a cumplir con excesivos reclamos en compensaciones y que representaron el pago en el último año de unos 28 millones de dólares, se indicó.

Se destacó que la mayoría de las lesiones de bomberos y policías ocurrieron cuando estaban haciendo deporte o en actividades fuera de su labor profesional en lesiones que pueden ser prevenibles.

Muchas de las lesiones se dieron cuando reparaban equipo, preparando alimentos o jugando raquet ball en sus estaciones, según una de las auditorías del contralor Ron Galperin.

La otra auditoría encontró que los policías de Los Ángeles reciben más compensaciones por lesiones fuera del trabajo que cualquier empleado de otros departamentos de la ciudad.

De esta forma dos terceras partes de bomberos de la ciudad y 60 por ciento de los policías presentaron un reclamo por lesión en el trabajo en los últimos tres anos, según los auditores.

De igual forma, cerca de la mitad de todos los empleados han presentado un reclamo durante el mismo periodo.

Las auditorías se dieron después de una investigación de Los Ángeles Times en la que encontró un aumento considerable en pagos de lesiones a bomberos y policías que reciben el cien por ciento de sus salarios hasta que se recuperen de sus lesiones.

El reporte encontró que sólo una mínima parte de los reclamos realmente ocurrió en lesiones ocurridas durante el desempeño de su trabajo.

El reporte más común de las lesiones es de "trauma acumulado", un término médico generalizado para considerar malestares de la garganta, lastimaduras de rodillas y coyunturas y que no están vinculados a su trabajo real.

En septiembre pasado el Times reportó que un capitán presentó reclamos de lesiones por 18 ocasiones pero en la mayoría habían sido por lesiones por jugar basquetbol, handball y raquetball en una estación de bomberos.

Entre el 2009 y el 2013 el capitán pudo obtener 242 mil 500 dólares libres de impuestos mientras se recuperaba de sus lesiones.

La auditoria también encontró que en costos de compensación aumentaron 35 por ciento en los últimos cinco años, para llegar a 141 millones de dólares en el 2014, incluidos salarios y pagos por atención médica.

Un estudio encontró que 45 por ciento de los mismos policías reconocen que hay un excesivo número de reclamos por compensación y una tercera parte de bomberos ubicó como cuestionables los reclamos.