Obra de Raúl Soldi engalana exposición "El Fader en el ECA"

La obra del destacado pintor impresionista argentino Raúl Soldi a 115 años de su natalicio, que se cumplen mañana, sigue vigente.

Ejemplo de ello es la muestra "El Fader en el ECA", que se presenta hasta el 2 de abril en Espacio Contemporáneo de Arte (ECA) y que da cuenta del talento de los más destacados exponentes de las artes plásticas argentinas, de acuerdo con el periódico "Mendoza Opina".

Además de obras de Raúl Soldi, que engalana la muestra, se incluye piezas de otros renombrados pintores argentinos, como: Benito Quinquela Martín (1890-1977), Antonio Berni (1905-1981), Demetrio Urruchúa (1902- 1978), Raquel Forner (1902- 1988) y Juan del Prete (1897-1987), entre otros.

Raúl Soldi, quien nació el 27 de marzo de 1905 en Buenos Aires, Argentina, creció rodeado de artistas; su padre era cellista, mientras que su hermana mayor estudiaba piano y canto.

Luego de que cursó su educación formal, ingresó a la Academia Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, la cual abandonó al poco tiempo, con motivo de un viaje a Europa.

En el viejo continente logró ser aceptado en la Academia Brera de Milán, motivo por el cual radicó en Italia durante ocho años.

Tiempo después, en 1932, el pintor regresó a Buenos Aires, donde produjo óleos, acuarelas, tintas, dibujos, litografías y monocopias, que exhibió, ese mismo año, en la Asociación Amigos del Arte.

En esa época, Soldi ganó el Primer Premio al Conjunto en el XIX Salón de Acuarelistas de Buenos Aires y una Medalla de Plata en la Exposición Internacional de San Francisco.

A la par comenzó a trabajar como escenógrafo cinematográfico para filmes argentinos, tarea que realizó durante 15 años.

En 1936 obtuvo la Medalla de Oro en el Salón de Rosario, Santa Fe, y un año después presentó su obra en la exposición Internacional de París, Francia, donde también fue galardonado.

Otros galardones que recibió son el Primer Premio en el Salón Nacional en 1947 y el Premio Palanza por la Academia Nacional de Bellas Artes.

Entre sus obras más destacadas, se encuentran "Los frescos de la cúpula del teatro Colón" (Buenos Aires); "La Virgen y el niño" (Museo del Vaticano) y el biombo "Los músicos" de 1956.

De acuerdo con el portal "buscabiografias.com" la producción artística de Soldi refleja grandes motivos expresionistas, captados por las formas y el color, con los que compuso una sugestiva realidad de personajes estilizados.

El pintor además fundó la llamada galería de figuras soldinas, caracterizadas por su fisonomía melancólica.

En la década de los 90 su obra fue incorporada a la Galería de Arte Moderno de Milán y exhibida en la mayor exposición en la historia de Argentina, en honor a Soldi, integrada por más de 210 piezas.

Raúl Soldi falleció en Buenos Aires, Argentina, el 21 de abril de 1994.

Un año después, la Fundación Santa Ana de Glew pasó a denominarse Fundación Soldi y El Consejo deliberante de la Ciudad de Buenos Aires otorgó el nombre de Raúl a la plazoleta ubicada frente al monumento al general Alvear.