Irak lanza última fase para recuperar Tikrit tras bombardeos de EUA

Las fuerzas iraquíes lanzaron hoy la última fase de su ofensiva para recuperar Tikrit, poco después de que Estados Unidos lanzó por primera vez desde el inicio de la operación de la coalición bombardeos contra el Estado Islámico (EI) en esa ciudad.

El primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, anunció el inicio de la última fase de la campaña militar para liberar Tikrit, capital de la provincia de Saladino, en el noroeste de Irak, con respaldo de la coalición internacional.

"Cumpliremos el último capítulo de las operaciones (militares) en la provincia de Saladino, conforme al plan preparado para limpiarla (de los yihadistas)", dijo al Abadi en un discurso a la nación.

Destacó que la victoria se logrará gracias al ejército, la policía, los milicianos voluntarios chiítas y los habitantes de Saladino, en alusión a los clanes sunnitas locales.

Advirtió que el EI "no tiene lugar en Irak", por lo que sus combatientes serán derrotados en Saladino y luego en la provincia de Al Anbar (oeste) y en la ciudad septentrional de Mosul.

"Perseguiremos a los cabecillas del EI por los crímenes que han cometido, la esclavitud de mujeres, el genocidio, el desplazamiento forzoso de civiles y la destrucción de lugares de culto, museos y zonas arqueológicas", sentenció al Abadi.

Explicó que Irak también cuenta con la ayuda de países amigos y de la coalición internacional, que ofrecen respaldo aéreo, armas e instrucción militar a las tropas iraquíes, según la cadena árabe Al Arabiya.

A petición de Irak, Estados Unidos comenzó la víspera los ataques aéreos en Tikrit, indicó el general James L. Terry, comandante de la campaña aérea liderada por Washington para derrotar al EI en Irak y Siria, en la que también participan países occidentales y árabes.

"Estos ataques pretenden destruir con precisión los feudos del EI, salvando así vidas inocentes iraquíes y minimizando daños colaterales a la infraestructura", dijo el general Terry.

Este jueves, Francia también bombardeó posiciones del EI en el área de Tikrit, por primera vez desde el inicio de la ofensiva internacional contra los yihadistas, apra ayudar al ejército iraquí, dijo un voceri de las fuerzas armadas francesas.

La toma de Tikrit, situada en el corazón del Irak, es clave para avanzar hacia Mosul, la segunda ciudad del país y que desde junio pasado está en manos de los yihadistas.

Alrededor de 30 mil soldados del Ejército iraquí, apoyados por combatientes chiítas y sunitas, lanzaron el pasado 2 de marzo una ofensiva de gran envergadura para recapturar Tikrit, ciudad natal de Sadam Husein.

Tikrit, situada a 130 kilómetros al norte de Bagdad, cayó en manos del EI el verano pasado al igual que Mosul y otras zonas del corazón sunita del país, ante el desmoronamiento de las fuerzas de seguridad nacionales.