Lanzan filme belga que documenta lucha de médico congoleño

La historia del médico congoleño Denis Mukwege, Premio Sájarov de Libertad de Conciencia 2014 por su trabajo en favor de las víctimas de violencia sexual en la República Democrática del Congo, será dada a conocer en un documental.

Los cineastas belgas Thierry Michel y Colette Braeckman presentaron en rueda de prensa su documental titulado "L"homme qui répare les femmes" (El hombre que repara a las mujeres), el cual será lanzado en París el 31 de marzo y en Bélgica el 15 de abril, antes de ganar las salas de Estados Unidos, Canadá y Suiza.

La historia muestra el combate del médico de 60 años para operar y reconstruir física y psicológicamente mujeres maltratadas tanto por guerrilleros despiadados como por militares que deberían protegerlas.

"El pasado año cuidamos a más de mil 600 mujeres", explicó Mukwege, fundador del Hospital Panzi, especializado en cirugía reconstructiva, en una comparecencia el pasado jueves ante el Parlamento Europeo (PE).

El médico activista señaló el aumento en los casos de violación de niñas e incluso bebés en los últimos 12 meses.

"Se han contabilizado 35 casos que han necesitado cirugías intensas. Sólo tres personas han sido detenidas y condenadas por los hechos", denunció.

De acuerdo a Mukwege, los crímenes sexuales "se propagan como un cáncer" en su país, donde son utilizados como arma de guerra.

Amenazado de muerte por sus denuncias a nivel internacional, Mukwege vive actualmente en el Hospital Panzi, protegido por un contingente de cascos azules de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El reconocimiento con el Premio Sájarov, otorgado por la Eurocámara, no ha mejorado su situación, sino por el contrario, "después de recibir el premio recibí muchas represalias", afirmó.

El documental belga destaca esa "rara paradoja entre el carácter internacional del doctor Mukwege, sus viajes por todo el mundo, y el hecho de que en su país esté obligado a vivir confinado por razones de seguridad", dijo Michel, uno de los dos realizadores, en rueda de prensa.

"Se trata de un filme fundamentalmente positivo, que cuestiona quiénes son esas mujeres (cuidadas por Mukwege), cuál es la finalidad del combate del doctor, qué lo lleva a jamás renunciar, mientras que nada parecer evolucionar para poner fin a las guerras mortíferas que arrasan la región y a las violencias contra las mujeres", afirmó.