Pide ministro alemán del Interior mayor vigilancia pública con cámaras

El ministro alemán del Interior, Hans Peter Friedrich, puso énfasis en su demanda de una mayor vigilancia pública a través de cámaras de televisión, dados los hechos de violencia registrados en otros países como Estados Unidos.

Tras los ataques terroristas cerca de la meta del Maratón de Boston, ocurridos el pasado día 15 y que causaron tres muertos y 183 heridos, el ministro expresó su decisión de proceder en forma más dura en contra de quienes predican el odio, como islamistas radicales.

Friedrich habló en el simposio "Interacción de Extremismo y el Terrorismo", que se llevó a cabo este martes en Berlín.

Reiteró su demanda de ampliar la vigilancia pública a través de cámaras de televisión sin necesidad de modificar las leyes y puso de relieve que "justamente en Boston se puede ver que importante puede ser esa posibilidad cuando se realizan las pesquisas".

De acuerdo a las leyes vigentes en Alemania, las grabaciones hechas por cámaras de televisión en lugares públicos se pueden guardar 30 días y el ministro apuntó que ese lapso es suficiente.

Friedrich declaró que se debe hacer consciente que el mundo occidental libre, incluyendo a Alemania y a Europa, están en peligro y que no tiene ningún sentido minimizar o restar importancia a esa situación.

Así comentó las declaraciones hechas antes por el presidente de los jueces del Tribunal Constitucional de Alemania, Andreas Vosskuhle, quien dijo que no ha cambiado la evaluación sobre la seguridad en el país a raíz de los sucesos de los pasados días en Boston y en Canadá.

El juez expresó el domingo pasado en una entrevista una advertencia contra reacciones exageradas en la política a raíz del atentado de Boston.

La misma posición la manifestaron la ministra alemana de Justicia, la política liberal Sabine Leutheusser Schnarrenberger, y miembros de la oposición.

Sin embargo, Friedrich defendió su posición de que ese tipo de vigilancia debe mejorarse e intensificarse. Rechazó las declaraciones en el sentido de que la vigilancia por medio de cámaras de televisión no evitó el atentado.

Afirmó dijo que justamente esas grabaciones en Boston posibilitaron atrapar a los autores del atentado y evitar que perpetraran un segundo o un tercer ataque.

Respecto a los residentes chechenos, origen del cual son los autores del atentado en Boston, Friedrich se negó a comentar si las autoridades intensificarán la vigilancia sobre ellos.

El diario Bild publicó comentarios hechos por fuentes vinculadas al gobierno que las autoridades alemanas habían incrementado su vigilancia sobre los chechenos en el país, y que más de uno de ellos está considerado como fuente de riesgo para la realización de atentados.

De acuerdo a esas informaciones que el ministro se negó a comentar, la lista en Alemania de ese tipo de chechenos contiene los nombres de 120 personas de esa procedencia.

Friedrich anunció su decisión de proceder con mayor dureza respecto a quienes predican el odio y actualmente se revisa la forma de deportarlos de Alemania con mayor rapidez.

El funcionario planteará una propuesta al respecto durante al conferencia que sostendrá en mayo próximo con los ministros del Interior de los 16 estados alemanes.

La sociedad alemana no tiene porqué aceptar que islamistas radicales hagan llamados al uso de la violencia, subrayó y dijo que la democracia debe poderse defender en esos caso.

Añadió que esos individuos instan a jóvenes a sumarse a un islamismo radical y violento.

Apuntó que los miembros de esa corriente han transferido a Internet gran parte de sus actividades, lo que hace más difícil observarlos que en las mezquitas.

El ministro del Interior prohibió varias organizaciones salafistas en Alemania en el verano pasado porque llamaban a la Yijad, la guerra santa contra los no musulmanes.