Rubén Pardo gana carrera inaugural de Nascar en Phoenix

El piloto mexicano Rubén Pardo, del equipo Citizen Potosinos Toyota, dijo que finalmente pudo sacarse la espina al ganar la carrera Toyota 120 realizada esta noche en el Autódromo Internacional de Phoenix para abrir la temporada de la Serie Nascar México.

"Tenía la espinita clavada en esta pista", dijo Pardo al referirse a su actuación en Phoenix el año pasado, cuando no pudo llevarse el triunfo a pesar de haber ocupado el primer lugar de salida. Ahora, dijo, la carrera fue muy diferente.

Esta vez "teníamos un auto muy bueno, con mucha velocidad y trabajamos mucho para tener un auto constante, más que veloz", indicó al hablar con los reporteros minutos después de cruzar la meta en primer lugar.

Pardo comentó que el triunfo en Phoenix llegó luego de un duro trabajo durante los últimos tres meses, "observando carreras, aprendiendo dónde estábamos fuertes y dónde débiles, viendo a nuestros competidores para saber por dónde atacan y trabajando todos en equipo".

La victoria, dijo, "significa mucho para mí", porque ha sido mucho el esfuerzo personal y también el de mucha gente que compone el equipo.

Confesó también estar muy emocionado de iniciar la primera carrera de la serie Nascar México con una victoria.

Dijo que afortunadamente pudo superar una vibración de su auto que se presentó alrededor de la vuelta 65. "En la vuelta 82 entramos por gasolina y cambiamos llantas y eso ayudo a tener un auto muy rápido en las arrancadas", explicó.

En la carrera de esta noche, Luis Felipe Montaño, del equipo Aeropastale-Integra-Toyota, ocupó el segundo lugar y Hugo Oliveras de la escudería Monster-Energy-Toyota, llegó en tercero.