Transforma La Original Sonora Dinamita el Lunario en pista de baile

La Original Sonora Dinamita de Lucho Argain y Elsa López volvió a convertir las instalaciones del Lunario del Auditorio Nacional en una gran pista de baile, al presentarse por quinta ocasión en el íntimo recinto del coloso de Reforma.

En el marco del programa Noches de Salón Lunario, la agrupación con su ritmo y sus temas provocó que la gente que llenó el lugar no aguantará las ganas de mover el cuerpo y lucir sus mejores pasos al centro de la pista, que se colocó al pie del escenario sobre un tapete en blanco y negro.

Los comensales prefirieron dejar sus sillas y olvidarse de la cena para entregarse a la cadencia musical, toda vez que las armonías de los instrumentos de viento y los timbales obligaron al respetable a dejarse llevar por sus instintos dancísticos y disfrutar de la noche al compás de la cumbia.

Una noche de pura cumbia colombiana al más al estilo mexicano fue lo que ofreció la agrupación hoy comandada por la viuda de Lucho Argain, Elsa López, la noche de este viernes, en un foro exclusivo de íntimos recitales, que ahora abre sus puertas a exponentes de este género.

Los comensales se sacudieron el frío para elevar la temperatura al interior del Lunario, no sin antes entrar en calor con la música del grupo abridor Kole, que con su contagioso ritmo hizo que el público entrara en confianza para iniciar el baile.

Pero no fue hasta que apareció La Original Sonora Dinamita de Lucho Argain que con temas como "Mil horas", "Oye", "La cadenita", "Que nadie sepa mi sufrir", "Hechicería", "La cumbia barulera" y "Sorullo y Capullo", que los asistentes ocuparon en su totalidad la pista.

El baile con La Sonora Dinamita dio inicio minutos antes de las 22:00 horas, luego de que los músicos comenzaron con el repertorio en el cual no faltaron temas como "La vela", "Lupita", "Ponte en cuatro", "El viejo del sombrerón", "A mover la colita" y "Mi cucu", entre un rosario de letras clásicas de cualquier fiesta.

Lo mismo gozaron la noche los que no se levantaron a bailar, por aquello de los dos pies izquierdos; sin embargo el contagioso ritmo de La Original Sonora Dinamita de Lucho Argain y Elsa López los provocó para seguir el ritmo al mover las manos o los pies en sus asientos.