Rescatan comida tradicional mexicana en delegación Iztapalapa

Con el objetivo de promover la gastronomía mexicana, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) y la delegación Iztapalapa organizaron cuatro rutas de la cocina tradicional, dentro del Festival Gastronómico de la Ciudad de México Canirac 2015.

En entrevista con Notimex, Víctor Valle, secretario de la Canirac Iztapalapa, detalló que la primera de ellas es la segunda Ruta del Antojito, que actualmente y hasta el domingo 15 de marzo está abierta en la Macroplaza del Parque Cuitláhuac.

Las siguientes, abundó, son la Feria del Marisco, la Feria de la Enchilada y la Feria de la Comida Ancestral, a realizarse también en espacios públicos de dicha demarcación.

Resaltó que la primera ruta reúne a unos 20 restaurantes que ofrecen distintos platillos mexicanos y gourmet, en cuyo marco la víspera se elaboró el pambazo más grande, cuyo peso alcanzó alrededor de 200 kilogramos, entre masa y relleno.

Indicó que en esta feria de la comida tradicional mexicana se pueden disfrutar pambazos, quesadillas, sopes y pozole, lo mismo que platillos mexicanos gourmet.

"Traemos diferentes platillos de algunas ciudades de la República Mexicana, que incluye mariscos, carnitas y gorditas, entre otros, por lo que esperamos en estos cuatro días que permanecerá el encuentro más de 20 mil personas", confió.

Víctor Valle destacó que en el Festival del Antojito incluye muestras de artesanía y música popular, como la participación de la Sonora Dinamita y la Orquesta de Carlos Campos, así como cursos gratuitos de gastronomía.

Respecto a otras ferias gastronómicas programadas, dijo que la del Marisco se llevará a cabo en el mismo lugar en junio próximo, la cual llegará a su décimo segunda edición y que se promueve el consumo de este alimento en todas sus variedades.

Puso énfasis en que promoverán el consumo de pescado, "pues hay mucha gente que solamente conoce el huachinango y el filete, pero hay otras especies más económicas que tiene alta proteína y queremos que la gente lo consuma".

Añadió que en septiembre siguiente fue proyectada la Feria de la Enchilada, que el año pasado rompió la marca de más visitantes, con más de 100 mil personas, y hace dos años obtuvieron el Récord Guinness de la enchilada más grande.

"El año pasado tratamos de mejorarlo y cada año le vamos aumentando de 20 a 30 centímetros más al récord, pues el peso son de tres toneladas entre el producto de masa e ingredientes", con un largo de entre 40 y 50 metros, anotó.

Adelantó que en noviembre se celebrará la Feria de la Comida Ancestral, pues si bien se ha perdido un poco está tradición, en Iztapalapa se conservan platillos elaborados con charales, alcachofas y ancas de rana.

"Este tipo de comida, que además es muy nutritiva, se ha perdido un poco el consumo y que también es un poco difícil encontrar la materia prima, pero es una comida realmente deliciosa", concluyó.