Tri sub-17 mantiene intensidad ya con boleto en mano para Mundial

Pese a que ya logró su boleto a la Copa del Mundo Sub-17 Chile 2015, la selección mexicana mantiene el ritmo de trabajo y este viernes realizó un entrenamiento regenerativo con la mente puesta en la final del Torneo de la Concacaf.

Los elementos del plantel se pusieron a las órdenes del preparador físico José Cruz, y posteriormente se relajaron en la alberca del hotel, para finalizar en las tinas del gimnasio.

Tras cinco partidos disputados, el estado físico de los elementos es excelente, ya que ninguno presenta algún tipo de molestia y están disponibles para el duelo por el título.

Francisco Piñera, médico del combinado mexicano, señaló que su obligación es la de ayudar a que los jugadores se recuperen lo antes posible, algo que señaló han logrado.

"Tenemos que usar todos los recursos, tanto en la terapia médica, como la física, para poder rehabilitar a un jugador y tenerlo al ciento por ciento siempre", estableció.

Mientras que Raúl Segundo, terapeuta del equipo, señaló que "la zona de Concacaf se caracteriza por tener partidos muy intensos en cuanto a exigencia física, por lo tanto hay mucho golpe, mucho roce, también en cuanto a la exigencia de las capacidades físicas del jugador".

"El objetivo de que estemos aquí es de que el técnico disponga siempre de todo el equipo. En una semana se tienen hasta tres partidos, cuatro, y no estamos para darnos el lujo de andar parando jugadores", sentenció.

La selección mexicana sub-17 cerrará este sábado su preparación de cara a la final del Torneo de la Concacaf, la cual disputará el domingo en el estadio Morazán, frente a Honduras.