Reconoce mandatario de Guatemala liderazgo del presidente Peña

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reconoció el liderazgo internacional de su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, y su valentía para impulsar en lo interno las reformas estructurales.

Durante la comida que el mandatario mexicano ofreció al guatemalteco en el Salón de Recepciones de Palacio Nacional al término de la Visita Oficial, Pérez Molina anticipó que "algunos que hoy critican las reformas, tendrán que reconocer en el futuro la valentía de impulsarlas".

Recordó que en su primer viaje al extranjero como presidente electo, Peña Nieto acudió a Guatemala, donde planteó llevar la relación más allá del tema de la seguridad, sin abandonarla por supuesto, lo cual permitió que las relaciones entre ambos pueblos sean más fluidas y los resultados en materia de seguridad sean mejores que antes.

En ese sentido, el mandatario guatemalteco insistió en que "quiero agradecerle por su visión y por su liderazgo que se concretan en acciones en beneficio de los dos pueblos".

Asimismo, señaló que los acuerdos firmados este viernes por ambos países beneficiarán a la población de las dos naciones para impulsar el desarrollo económico.

México ha sido un pueblo amigo de Guatemala y prueba de ello es que a lo largo de más de 30 años que duró el conflicto bélico en su país, recibió a miles de guatemaltecos que han convertido la relación bilateral en un vivo y vibrante intercambio entre pueblos hermanos, recordó.

"Me sirve este momento para reiterarle no sólo mi amistad y reconocimiento, sino el compromiso para que en el tiempo que nos queda podamos seguir avanzando y dejando bases sólidas para que el futuro presidente de Guatemala siga el camino que hemos trazado", agregó.

En su mensaje, el presidente de Guatemala agradeció también haber recibido del presidente Peña Nieto la orden del Águila Azteca, en grado de Gran Collar, misma que, adelantó, "portaré con gran orgullo".

En el acto, Peña Nieto destacó el buen ánimo y el clima de colaboración que ambos países comparten entre otras cosas debido a la amistad que le ha dispensado el presidente Otto Pérez Molina, con quien se ha reunido en 13 ocasiones desde que era presidente electo.

"A guatemaltecos y mexicanos no sólo nos une la geografía, sino también nos hermanan la historia, las tradiciones, el idioma y una profunda y duradera amistad", expresó.

El mandatario mexicano reconoció los esfuerzos que su homólogo de Guatemala ha realizado a lo largo de los años, incluso antes de ser presidente, en alguno de los cuales arriesgó su vida por establecer y garantizar la democracia en esa nación de Centroamérica.

Destacó que México tuvo un papel importante como mediador en los acuerdos de paz que pusieron fin al conflicto bélico de Guatemala y recordó que muchos guatemaltecos se refugiaron en México durante esos años difíciles, "e hicieron de nuestro país su segundo hogar".

Las naciones democráticas como México y Guatemala deben conjuntar sus esfuerzos para prosperar juntas y por eso la importancia de esta visita cuyos acuerdos firmados permitirán crear oportunidades para la población de ambos países, enfatizó.

El presidente Peña Nieto destacó que "este día, México y Guatemala suman esfuerzos para ser países más seguros, más competitivos y sobre todo impulsar la prosperidad y ser más equitativos".

También agradeció a su invitado que le haya entregado la condecoración de la Orden del Quetzal, en grado de Gran Collar, y recordó que México otorga a su vez la condecoración del Águila Azteca a aquellas personas que como él y otros extranjeros han demostrado ser amigos del país.

Al final de su discurso, el mandatario mexicano propuso un brindis por la prosperidad y desarrollo del pueblo de Guatemala, y por lograr mayor solidez, acercamientos, fraternidad y desarrollo de ambas naciones.