Auditado 15 por ciento de concesionarios de Pemex en cuatro años

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó a la Cámara de Diputados que cuenta con un universo de siete mil 874 contribuyentes que tienen concesionadas estaciones de servicio por Petróleos Mexicanos (Pemex).

Detalló que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a través de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal (AGAFF) ha realizado en los cuatro años recientes mil 225 auditorías que representan 15 por ciento del padrón de contribuyentes que prestan ese servicio.

Derivado de estas auditorías, se han cobrado 362.6 millones de pesos y se tienen cifras virtuales por 458.1 millones, asimismo se han liquidado 607.6 millones de pesos, argumentó.

Hizo notar que entre las principales irregularidades detectadas en las estaciones de servicio de Pemex, está la omisión de ingresos a causa de la subfacturación respecto a lo reportado por ventas.

En respuesta a un punto de acuerdo aprobado por el pleno de la Cámara de Diputados, en el que se le pidió revisar la situación fiscal, pago y/o entero de impuestos de las gasolineras concesionadas por Pemex, aseguró que para 2015 se auditará a por lo menos 400 contribuyentes.

Ello, representa un incremento de 10 por ciento sobre el padrón de los que tienen concesionadas estaciones de servicio, respecto de las revisiones de 2014.

En el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, la dependencia mencionó que la AGAFF tiene implementados dentro del programa permanente de fiscalización, subprogramas específicos dirigidos a la inspección de contribuyentes que enajenan combustibles al público en general.

También montos no declarados de otras fuentes diferentes a la venta de combustibles, ya que la facturación supera el monto de las comercializaciones de gasolina y diésel reportadas por Pemex.

Así como facturación mayor a la venta de combustible, presumiéndose venta de facturas para aumentar las deducciones y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) acreditable de terceros.

El objetivo, afirmó la dependencia, es tener una mayor presencia para verificar el correcto cumplimiento de sus obligaciones fiscales, con énfasis en las retenciones de Impuesto Sobre la Renta (ISR) por sueldos y salarios.

Los legisladores relataron que al momento de la prestación de un servicio personal subordinado se causa el Impuesto sobre Ingresos por Salarios, situación que debe regularizarse en las gasolineras, para que la autoridad pueda incrementar sus porcentajes de recaudación que repercute en el bienestar social del país.