Falta de orientación coloca a jóvenes en situación de vulnerabilidad

La falta de orientación, información y reconocimiento de la sexualidad como parte de su naturaleza coloca a los adolescentes y jóvenes mexicanos en situación de vulnerabilidad, afirmó la legisladora Lucila Garfias Gutiérrez.

Aunado a lo anterior, agregó, sus derechos juveniles referentes a la sexualidad son agraviados, tales como el acceso a servicios de salud y a ejercer de manera responsable su sexualidad plenamente informados.

Por tal motivo, exhortó a la Secretaría de Educación Pública para que implemente las acciones necesarias a fin de cumplir con la meta para 2015, de reducir en 75 por ciento la brecha en el número de escuelas que no han institucionalizado la educación integral en sexualidad.

La integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez explicó que en agosto de 2008, en el marco de la Conferencia Internacional de VIH/Sida, México y 29 naciones más de América Latina firmaron la Declaración Ministerial "Prevenir con Educación".

En entrevista precisó que dicha declaración tiene como base los diversos compromisos que los gobiernos de la región han contraído con respecto al bienestar de la niñez, adolescencia y juventud, como son la salud sexual, reproductiva, el VIH/SIDA y Derechos Humanos.

Recordó que en dicho documento se asumió el compromiso de involucrar a las instancias educativas y de salud con el propósito de frenar la pandemia de VIH/Sida entre los jóvenes, destacando como una de las metas más significativas la antes mencionada.

La representante de Nueva Alianza señaló que hasta 2014 México registró 68 por ciento de avance en el cumplimiento de las metas establecidas en el documento.

Sin embargo, dijo, en el rubro de educación sólo se ha alcanzado 42 por ciento de cumplimiento, por lo que quedan varios pendientes para la implementación de la "Educación Integral en Sexualidad".

Como son, agregó, capacitar a los docentes, la materialización de políticas efectivas, la impartición de los temas de manera adecuada y con responsabilidad, así como la evaluación de las políticas para determinar si son efectivas.

Además, enfatizó que de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la vida sexual de los mexicanos comienza a muy temprana edad, ya que dos de cada 10 personas de entre los 12 a 19 años son sexualmente activos.

"Situación que conlleva a que México ocupe el primer lugar de embarazos adolescentes a nivel mundial, y evidencia el riesgo latente en este sector de la población de contraer algún tipo de infección de transmisión sexual (ITS), entre ellas el VIH", planteó.

En México, alertó, las cifras constatan la gravedad de la situación, ya que según datos públicos en 2013 se registraron mil 184 casos con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en jóvenes de 10 a 24 años, de los cuales 400 de éstos correspondieron a jóvenes de entre 15 y 19 años.

"Las cifras en nuestro país demuestran que a pesar de los diversos intentos que desde el siglo pasado se han hecho por implementar e impartir educación sexual en las aulas, los esfuerzos realizados y el impacto social de éstos no han cumplido con su objetivo", concluyó.