Disminuye el riesgo de deflación en Italia

El índice de precios al consumidor en Italia aumentó 0.4 por ciento en febrero pasado y descendió 0.1 por ciento anual, según datos definitivos publicados hoy por el Instituto de Estadísticas (Istat) nacional.

En su reporte, el Istat confirmó una atenuación del fenómeno de la deflación o caída generalizada de los precios, que amenazaba la recuperación de la economía al incidir negativamente en las ganancias de las empresas y, sucesivamente, al ocasionar la caída del consumo.

En un informe preliminar el instituto había informado que en febrero los precios habían aumentado 0.3 por ciento mensual y caído 0.2 por ciento a nivel anual.

"La atenuación de la flexión sobre base anual del índice general (de precios) obedeció en primer lugar a la recuperación de los precios de los vegetales frescos", dijo el instituto.

Indicó que también contribuyó la aceleración del aumento anual de los precios de los sectores de transportes y tabacos y la menor disminución de los de los productos energéticos.

El Istat informó que la inflación adquirida para lo que va de 2015 es de 0.2 por ciento.

De acuerdo la oficina de estudios de la Confederación Italiana de Comercio, los datos del Istat señalaron una reducción del riesgo de deflación, aunque dijo que ello obedeció fundamentalmente a fenómenos externos y temporales.

"Solamente en los próximos meses, con la plena operatividad de impulsos favorables externos y de una política fiscal más distensiva, podrá concretarse una recuperación económica con efectos visibles en la dinámica de los precios al consumidor", señaló en una nota.