Gobierno y procurador colombianos apoyan proceso de paz sin impunidad

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe del Ministerio Público (procurador), Alejandro Ordoñez, dijeron hoy que un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se debe dar sin impunidad.

Santos y Ordoñez sostuvieron un encuentro este viernes en la Casa de Nariño, al cual también asistió el jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle; para intercambiar opiniones acerca de las negociaciones de paz con las FARC, que se efectúan desde noviembre de 2012 en La Habana, Cuba.

De la Calle calificó como "una reunión muy fructífera" el encuentro con el Procurador General, quien es el funcionario del Estado colombiano que más criticas ha hecho a las negociaciones con las guerrillas de las FARC.

Al final del encuentro, De la Calle aseguró que "hemos convenido continuar este proceso de información mutua, de intercambio de opiniones", y destacó que se llegó a coincidencias en algunos puntos.

En este sentido, el jefe del equipo negociador dijo que "en primer lugar estamos de acuerdo en que no puede haber paz sobre la impunidad. Paz sin impunidad es un propósito compartido por el gobierno y la Procuraduría".

"En segundo lugar, estamos de acuerdo en la necesidad de que la dejación de armas que ya fue pactada, sea efectiva y transparente. Esa es una exigencia y un clamor de la sociedad de Colombia", comentó.

Manifestó que "hemos concluido también de manera concurrente en la necesidad de que al final del proceso, si se firma un acuerdo, se produzca la reincorporación plena, leal, transparente de la guerrilla a la vida civil, sin armas y en democracia".

Adicionalmente, reveló que "hemos insistido en la necesidad, como derivación de ese propósito de paz sin impunidad, en la necesidad de que, como a veces lo han dicho pero debe ser dicho de manera más categórica, las FARC, deben reconocerse también como victimarios".

El gobierno colombiano insistió en abrir un diálogo abierto con el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, quien lidera a sectores de la extrema derecha de Colombia, que se opone de manera radical a las conversaciones con las FARC.

De la Calle concluyó diciendo que "continuaremos un diálogo permanente con el señor procurador".