Cartagena, ciudad ligada a las letras, al cine y a la historia

La ciudad colombiana de Cartagena está ligada a la historia de la humanidad, a las letras universales con el Premio Nobel, Gabriel García Márquez, a la plástica, a los ancestros africanos, y al cine en su creación y producción.

La relación del Premio Nobel de Literatura 1982 con Cartagena, con su historia y con el cine, fue la razón para que el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI), en su 55 aniversario, rindiera tributo a un año de su fallecimiento en la Ciudad de México.

Las fortificaciones que la rodean, la magia de sus noches, el misterio de sus casonas, la belleza de sus iglesias y el calor de su gente, hacen parte del escenario que enmarca el 55 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI).

Es una ciudad que tiene 482 años de fundada, marcada por la violencia pirata, galeones, españoles, esclavos y la intimidación de la Santa Inquisición. Pero los negros, mestizos y mulatos se revelaron y convirtieron a Cartagena de Indias en la primera ciudad de Colombia en lograr su independencia, el 11 de noviembre de 1811.

Las garitas, las bóvedas y murallas que la protegían del asalto inglés, siguen como testigo mudo de su valentía guerrera, están ahí como parte de la memoria histórica de una ciudad, de un país y de un continente que gritó hace más de 200 años: Libertad.

A la Bahía de Cartagena la baña el mar Caribe y un complejo de aguas que la rodean, como lagos, ciénagas y 27 islas, que la enmarcan en una belleza natural inigualable y la convierten en el primer destino turístico de este país.

Las noches son un deleite y sus plazas cobran vida con una gastronomía local e internacional, mientras se disfruta de la música y los bailes autóctonos del Caribe.

Por su historia y belleza, esta ciudad es la preferida por presidentes, reyes, empresarios, cantantes, actores del mundo y escritores, como Gabriel García Márquez (1927-2014), que lleva sangre Caribe.

La "Cartagena amurallada" fue sitio de inspiración para el Nobel de Literatura 1982, fue el lugar de una de sus residencias privadas, en donde el autor de "Cien años de soledad" vivió y escribió sus crónicas en el diario "El Universal".

El 26 de octubre de 1949, el reportero García Márquez fue enviado al antiguo convento de Santa Clara -en la ciudad amurallada- pues iba a ser demolido para edificar sobre él un hotel de cinco estrellas, a presenciar el vaciado de las criptas funerarias y a cubrir la noticia.

Esta experiencia periodística sirvió para que años más tarde, García Márquez creara su obra "Del amor y otros demonios", que gira alrededor de la exhumación de los restos de un virrey del Perú y su amante secreta, un obispo, varias abadesas, un bachiller de artes y una marquesa.

Pero la sorpresa saltó al destapar la tercera hornacina del altar mayor: se desparramó una cabellera de cobre, perteneciente a una niña. En la lápida apenas se leía el nombre: Sierva María de Todos los Ángeles.

Según las reseñas históricas, el 22 de agosto de 1897, Cartagena se convirtió en una de las primeras ciudades en las que se proyectaron imágenes con el Vitascopio de Edison, gracias a la gestión de un empresario desconocido que realizó la exhibición.

El Vitascopio emitía sucesiones de imágenes sin intermitencias en una pared o pantalla lo que permitía que fuesen vistas al mismo tiempo por el público.

Figuras del celuloide como Grace Kelly, protagonista junto con Stewart Granger de la película "Green Fire", estuvieron en 1954 en Catagena para grabar algunas de las escenas en La Plaza de La Aduana y en su cartel de promoción se muestra los barcos al fondo en el antiguo Muelle de los Pegasos.

En 1986, el director Roland Joffé, filmó "La Misión" con Robert de Niro y Jeremy Irons. El filme británico fue nominado a siete Oscares, entre ellos Mejor película y Mejor director. "Rodrigo de Mendoza" (Robert de Niro) en un duelo por una disputa amorosa, asesinó a su propio hermano en las afueras de la iglesia Santo Domingo.

La ciudad amurallada de esta bahía sobre el caribe Colombiano, Patrimonio Histórico de la Humanidad, es un espacio que transporta al visitante al pasado colonial y al presente de libertad.