Boxeador Marco Peribán descarta presión por ganar este sábado

Una racha de cuatro peleas sin ganar arrastra el capitalino Marco Antonio Peribán, quien no ve como una obligación reencontrarse con la victoria, pero está listo, confiado y motivado para hacerlo este sábado.

Tras perder la oportunidad por el título supermediano ante Sakio Bika en junio de 2013, empató tres meses después con el sueco Badou Jack y luego sufrió reveses con el estadounidense J'Leon Love y el inglés James DeGale, ambas el año pasado.

Este sábado en Naucalpan medirá fuerzas con Octavio Castro (16-14-2, de quien desconoce mucho pues 'lo único que sé es su nombre y que lleva buen récord. Hicimos una gran preparación y vamos a llegar muy bien', dijo.

Aunque dejó en claro que ofrecerán una buena pelea, aseguró que no está obligado al triunfo pese a la racha negativa que arrastra: "Esto lo haces porque te gusta el trabajo, siempre se hace con gusto y pasión, no lo hago con obligaciones ni presiones".

Reconoció que el bache que pasó fue por cuestiones ajenas a él, pues su anterior promotora no lo cuidó de la mejor manera, "descuidaron el cuidarme, darme mi lugar".

Dijo que la pelea con Badou Jack "fue apretada pero nos la llevamos", aunque dieron empate, y contra Love "ya había ganado por nocaut claramente", aunque los jueces estaban del lado del entonces anfitrión.

"Empezó a haber disgustos con Golden Boy Promotions, no cuidaron mi carrera; es difícil batallar con esas cosas, pero estamos de regreso, estamos para hacerlo con gusto, disfruto y amo mi trabajo", concluyó Peribán, quien quiere "llegar a los primeros sitios de la clasificación y pelear por un título del mundo".