Denuncian que farmacias de Caracas desvirtúan su actividad

Hasta cuatro horas deben aguardar los pacientes para poder ingresar a las farmacias y adquirir sus medicamentos, debido a que éstas desvirtúan su actividad, informó Eligio Ramos, de la Asociación Civil "Por una Venezuela Saludable".

Ramos, en diálogo con Notimex, destacó este viernes que a la ausencia de medicinas en el país se ha sumado esta nueva modalidad de utilizar las farmacias para vender víveres y oros productos que escasean en mercados y abastos del país.

"Esto ha traído como consecuencia que desde tempranas horas del día se formen largas filas en la farmacias que despachan estos productos en perjuicio de quienes acuden a ellas en busca de medicamentos para sus males", precisó el dirigente y activista civil.

Resaltó que las cadenas farmacéuticas de Caracas se han convertido en "farmamercados", donde se expende desde detergentes para lavar hasta pollo, arroz, atún y sardinas enlatadas, pasando por dulces y papa fritas.

"Yo estuve en Locatel del Unicentro El Marqués, en el este de Carcas, y luego de dos horas metido en una fila me informaron que no había el antidepresivo que andaba solicitando (clonazepan)", refirió a Notimex la señora Zoila Guerra.

Denunció que lo que más le molestó fue que los despachadores de la farmacia ponían mayor atención a los compradores de comida y pañales que a quienes requeríamos información sobre en cual farmacia de la red podíamos conseguir el medicamento.

Guerra recalcó que "se negaron a consultar la base de datos, porque estaban muy pendientes cuidando de que la avalancha de personas dentro del local no fuera a robarse algún producto de los que exhiben en los estantes, me dijo uno de los que despachan".

Ramos recordó que recientemente el gobierno nacional intervino la red "Farmatodo" y detectó irregularidades, entre estas no despachar genéricos sino marcas, y resaltó que, "después de la intervención las medicinas aparecieron como por arte de magia".

Denunció además la proliferación de negocios sin autorización que expenden medicamentos a precios por encima de los establecidos y que operan libremente en Caracas y en el conurbado municipio Petare, del limítrofe Estado Miranda.

Emplazó al Ejecutivo a poner la lupa en estos establecimientos popularmente llamados "farmacias piratas", ya que considera que constituyen un peligro inminente para la salud de los venezolanos.