Carta Magna, pergamino que inspiró a Jefferson, Mandela y Gandhi

Los principios legales de la Carta Magna inglesa del siglo XIII, inspiraron al presidente y padre fundador de Estados Unidos Thomas Jefferson (1743-1826), al líder político indio Mahatma Gandhi (1869-1948) y al presidente sudafricano Nelson Mandela (1918-2013), de acuerdo con una nueva retrospectiva.

La Biblioteca Británica (British Library) presenta a partir de hoy dos documentos medievales originales que sobrevivieron el paso del tiempo en la exposición "Carta Magna: ley, libertad, legado", que celebra 800 años de haber sido sellada por el rey Juan de Inglaterra, conocido como "Juan sin Tierra".

La muestra presenta dos manuscritos originales (de los cuatro que existen en Reino Unido), escritos en latín con una letra diminuta, pero uno de ellos es ilegible ya que fue severamente dañado en un incendio y en un posterior intento de restauración.

El antiguo pergamino escrito en piel de borrego inspiró a connotadas figuras como Thomas Jefferson en la Declaración de Independencia (1776) de los Estados Unidos.

"Tenemos en exhibición la Declaración de Independencia de Estados Unidos, y la Carta de Derechos (Bill of Rights) y estamos contentos de tener por primera vez ambos documentos en el Reino Unido, y en especial porque éstos fueron influenciados por la Carta Magna", afirmó el curador de la muestra, Julian Harrison.

Explicó que cuando Jefferson escribió la Declaración de Independencia "muchas de sus palabras son un eco de la Carta Magna".

Harrison señaló que otro de los legados del documento medieval está documentado en uno de los discursos de 1914 del líder político independentista de India, Mahatma Gandhi.

También destacó que el líder opositor al régimen sudafricano apartheid, Nelson Mandela, citó a la Carta Magna durante su histórico discurso de defensa de tres horas de duración antes de ser encarcelado durante 27 años.

"La Carta Magna y la Carta de Derechos son documentos que son venerados por demócratas en todo el mundo", citó Mandela en el juicio de Rivonia en 1964.

El rey Juan Sin Tierra, impopular entre los barones de la época, fue obligado a sellar el 15 de junio de 1215 el famoso documento que acotaba los excesivos poderes del monarca en temas feudales, impuestos y justicia.

Y si bien la carta original estuvo vigente apenas unas semanas, antes de que el papa Inocencio III concediera al rey inglés la abolición absoluta del documento, algunos preceptos siguen vigentes en la actualidad.

El documento original escrito en latín dicta que "ningún hombre libre podrá ser detenido, ni preso, ni desposeído de sus bienes ... sino en virtud de un juicio legal por sus pares o por la ley del país".

La retrospectiva destaca que el impopular rey Juan de Inglaterra "seguramente nunca anticipó el legado internacional y perdurable de la Carta Magna" cuando fue obligado a conceder justicia y garantías individuales a los indignados barones de su época hace 800 años.