Grecia pide a la UE abordar "mala situación social" del país

La Unión Europea debería cesar de exigir reformas a Grecia y pasar a ofrecerle ayuda para superar la "mala situación social" en la que se encuentra, abogó hoy aquí el primer ministro heleno, Alexis Tsipras.

El líder del gobierno heleno de extrema izquierda se reunió en Bruselas con los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y del Parlamento Europeo, Martin Schulz, para avanzar en las negociaciones para la liberación del crédito que necesita su país.

Pidió a sus interlocutores discutir sobre "la agenda de crecimiento y las acciones necesarias para atajar la inaceptable situación de desempleo juvenil y la crisis humanitaria creada en los últimos años por las medidas recesivas en Grecia".

"He pasado 90 por ciento de mi tiempo discutiendo cuestiones a corto plazo para alcanzar un compromiso, pero creo que ya es hora de discutir sobre el futuro. Y un futuro con 60 por ciento de desempleo entre los jóvenes no es futuro", señaló en rueda de prensa.

"Ahora es el momento de dar un mensaje de esperanza al pueblo griego. No sólo obligaciones, obligaciones, obligaciones, sino el mensaje de que las instituciones europeas darán ayuda y solidaridad, con medios específicos para superar esta situación tan mala a nivel social", insistió.

El líder de la Eurocámara dijo que la institución apoyará la elaboración de un plan específico de inversión y crecimiento para Grecia, pero pidió a Tsipras rebajar la tensión con los demás miembros de la zona del euro.

Por su parte, Juncker se dijo "insatisfecho" con los avances realizados por Grecia y sus socios de la zona del euro en las últimas semanas, pero excluyó "totalmente" un fracaso en las negociaciones sobre el rescate griego.

"Creo que no hemos realizado suficientes progresos, pero trataremos de empujar en la dirección de una conclusión con éxito de los temas pendientes. Presentaré una serie de propuestas a Alexis (Tsipras)", afirmó el líder del Ejecutivo europeo.

Grecia está pendiente de una valoración positiva de su plan de reformas por parte de sus acreedores internacionales para poder recibir 1.8 mil millones de euros que quedan de su programa de rescate y otros 1.9 mil millones de euros en beneficios generados por el Banco Central Europeo (BCE) en operaciones con bonos helenos.

La revisión tuvo inicio el miércoles y debería concluirse hasta abril.

"Soy optimista de que tenemos la voluntad política de encontrar pronto soluciones a nuestros problemas comunes y creo que si hay voluntad política todo es posible", sostuvo Tsipras.