Diputado pide reconocer contribución y sufrimiento de connacionales

La Cámara de Diputados debe ser caja de resonancia del sufrimiento de los mexicanos que viven allende las fronteras, afirmó el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de esa instancia legislativa, Heriberto Galindo Quiñones.

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se pronunció contra todo abuso cometido por cualquier ciudadano o funcionario público "del país que sea", a la vez que informó que existe una iniciativa sobre desapariciones forzadas en la Comisión de Justicia.

Al presidir los trabajos de esa instancia legislativa, demandó reconocer el trabajo intenso, creativo y productivo de los mexicanos en Estados Unidos, respaldando el crecimiento de esa economía.

Este tema debe ser apreciado por la sociedad mexicana, "que tiene segmentos que aún no entienden a plenitud, no valoran plenamente el papel que juegan los connacionales que envían recursos para el sostenimiento de sus familias", subrayó.

Propuso divulgar lo que hacen, los envíos de dinero y el sufrimiento que tienen en aquel país, así como el empeño, dedicación y contribución que realizan a las dos economías.

Además, dijo, apoyarlos, defenderlos "allá y aquí", cuidar su estancia en México y respaldarlos en proyectos productivos en los que pueden invertir para ganar dinero y sus familias vivan mejor.

Mencionó que los más de 25 mil millones de dólares que ingresan al país anualmente enviados por los connacionales desde la Unión Americana contribuyen a la estabilidad económica y social de México y al bienestar de sus familias.

Planteó que los recursos aprobados por la Cámara de Diputados para la Secretaría de Relaciones Exteriores deben etiquetarse para las tareas de defensa que realizan las autoridades mexicanas y los consulados, mediante una política de protección de Estado, no de partidos.

Durante la reunión se dio a conocer el informe semestral de actividades del Tercer Año Legislativo de la Comisión, correspondiente al periodo de septiembre de 2014 a febrero de 2015.

Dicho documento se refiere a la participación de la Comisión de Derechos Humanos en la sustentación del Informe del Estado Mexicano ante el Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, Suiza.

Al respecto, Margarita Elena Tapia Fonllem, secretaria de dicha comisión, refirió que en esa reunión se pidió a México explicar qué está pasando con este tema y el gobierno mexicano se comprometió a que en junio de este año habría una ley en la materia.

"Sería muy trascendente que la nueva presidencia se pronunciara al respecto, tomando en cuenta los tiempos y la importancia del problema, pues ya empezó marzo, tenemos pocas semanas y es nuestra responsabilidad", añadió.

Tapia Fonllem reconoció que México carece de una ley sobre desaparición forzada y ni la Cámara de Diputados ni esta Comisión de Derechos Humanos han actuado con celeridad.