Comienza escrutinio final de las elecciones en El Salvador

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador inició hoy el escrutinio final de las elecciones del domingo pasado, mientras el presidente de ese órgano acudió a declarar sobre un supuesto sabotaje en la transmisión de datos.

En el escrutinio para determinar los resultados de los comicios municipales y legislativos del domingo participarán representantes de los partidos políticos, la Fiscalía General de la República, la Procuraduría de los Derechos Humanos y observadores nacionales e internacionales.

Según el TSE, quedan pendientes de instalarse mesas de Morazán, San Miguel y La Unión, mientras que el magistrado Fernando Argüello Téllez, manifstó que aún faltan actas físicas del oriente del país, aunque sí están disponibles de forma electrónica.

De acuerdo con el Código Electoral, el escrutinio debió haber iniciado luego de 48 horas de finalizada la votación, sin embargo, el martes pasado, el TSE sólo juramentó las mesas de escrutinio final.

En tanto, el presidente del TSE, Julio Olivo, informó que ya inició el proceso en la Fiscalía General de la República (FGR) para llevar ante la justicia a las personas que supuestamente boicotearon el escrutinio preliminar, al asegurar que el fallo fue provocado.

"Ya se están tomando declaraciones. Voy a la Fiscalía General de la República a hacer las declaraciones respectivas. Ya se empezó a tomar declaraciones de los magistrados", señaló el magistrado al Canal 12 de la televisión local, antes de acudir a la FGR.

Respecto a las pruebas del sabotaje, Olivo aclaró que no puede dar detalles para no interferir con el proceso legal.

Asimismo, aclaró que no recomendó ni propuso a ninguna compañía, aunque aceptó haber avalado la contratación de "cientos de empresas" involucradas, como Soluciones Aplicativas, a la que se señala como responsable de los problemas de base de datos del sistema.

"Esa empresa se apoderó de los datos y siguen en manos de ésta, se apoderó de todo el proceso y no se lo daba a nadie, ni siquiera al presidente del TSE. Todos saben que en la divulgación de datos sucedió algo extraño", añadió Olivo.