Pronostican baja influencia climática del fenómeno de "El Niño"

Meteorólogos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos decretaron oficialmente el arribo del fenómeno meteorológico de "El Niño" y pronosticaron que permanecerá débil con baja influencia en el clima.

En su perspectiva mensual actualizada emitida este jueves, los meteorólogos de la NOAA, declararon la llegada del fenómeno atmosférico-oceánico caracterizado por temperaturas superficiales del mar más cálidas que las promedio, en el centro del Océano Pacífico cerca de la línea del ecuador.

Debido a una débil fuerza de El Niño, en esta ocasión no se prevén impactos generalizados o importantes en los padrones del clima global, indicaron los meteorólogos.

Sin embargo, ciertos impactos a menudo asociados con "El Niño" pueden aparecer en esta primavera en las partes del hemisferio norte, como condiciones más húmedas de lo normal a lo largo de la costa estadunidense del Golfo de México.

"En base a las observaciones persistentes de temperaturas superiores a la media de la superficie del mar en todo el patrón occidental y central del Pacífico ecuatorial y constante de la presión a nivel del mar, ahora podemos decir que El Niño está aquí", dijo Mike Halpert, subdirector de Predicción Climática de la NOAA.

"Muchos de los modelos de predicción climática muestran que este débil El Niño continuara a lo largo de el verano".

Los pronósticos muestran que existe una probabilidad de entre el 50 y 60 por ciento de que las condiciones de "El Niño" continuaran durante el verano.

Durante meses, la NOAA ha estado observando el aumento de las temperaturas superficiales del mar en el Pacífico ecuatorial, un presagio de El Niño.

Sin embargo esta vez el aumento en las temperaturas no fue acompañado de un incremento en la convección en la atmósfera inferior, que normalmente desatan tormentas eléctricas y debilitan los vientos alisios de superficie, según la NOAA.

El ciclo de "El Niño" es errático y comienza de cada dos a siete años, cuando los vientos alisios débiles en el Pacífico permiten que el agua caliente se acumule a lo largo de la costa occidental de América del Sur, provocando cambios climáticos alrededor del mundo.

La otra cara de "El Niño" se denomina "La Niña", que tiene un efecto de enfriamiento general. "La Niña" ha sido mucho más frecuente que "El Niño" últimamente, con cinco "La Niña" y dos moderados de "El Niño" en los últimos nueve años.

El último "El Niño" se registró en el período 2009-2010, y fue catalogado como un evento de moderado a fuerte. Otros recientes eventos de "El Niño" se presentaron en 2002-2003 (moderado), 2004-2005 (débil), 2006-2007 (débil a moderada).

El último "El Niño" "muy fuerte" fue entre 1997-1998 y fue conocido por ofrecer las fuertes lluvias en el oeste, especialmente en California.